La defensa del preso más antiguo de España denuncia a Interior por un nuevo traslado que arriesga su recurso

 

La defensa del preso más antiguo de España denuncia a Interior por un nuevo traslado que arriesga su recurso

Miguel Montes Neiro, el preso más antiguo de España en una fotografía en su juve
EP/MONTES NEIRO
Actualizado 24/11/2010 21:31:41 CET

El abogado sostiene que es una "sanción encubierta" y pide que lo investigue el juez de Vigilancia Penitenciaria

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La defensa de Miguel Montes Neiro, considerado el preso más antiguo de España por haber enlazado condenas desde hace 34 años, ninguna por delitos de sangre, ha dirigido un escrito de queja a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias del Ministerio del Interior por un nuevo traslado del recluso que, esta vez, pone en riesgo el recurso de casación que debe tramitarse ante el Tribunal Supremo. Paralelamente, ha pedido que este desplazamiento sea investigado por un juez de Vigilancia Penitenciaria al considerar que se trata de una "sanción encubierta".

Montes Neiro, que lleva cumpliendo pena de cárcel desde el 7 de octubre de 1976 por una veintena de causas, estaba ingresado desde hace dos años en la prisión de Jaén II, a donde llegó desde el centro penitenciario de Granada. Justo cuando su defensa y su familia se disponían a pedir un nuevo recuento de su tiempo en prisión ante el juzgado de vigilancia penitenciaria correspondiente, recibieron la noticia del traslado a Huelva.

OPERADO EN EL CUELLO HACE DOS SEMANAS

Su abogado, Félix Ángel Martín García, no entiende este nuevo traslado dado que el recluso, ya con 60 años de edad, fue intervenido quirúrgicamente el pasado día 12 de una tumoración en el cuello. Pero además, la Sala Segunda del Tribunal Supremo, que debe decidir la admisión a trámite de un recurso de casación, ha reclamado un poder notarial firmado por el preso que ahora, con este nuevo movimiento, resulta difícil de recabar porque la familia no sabe a qué prisión enviar al notario.

En ese contexto, el letrado ha presentado un escrito de queja ante Instituciones Penitenciarias, al que tuvo acceso Europa Press, en el que alega que ese traslado resulta "improcedente" y "no obedece a criterio penitenciario" alguno. "Sus familiares ven con esta decisión una motivación de reproche hacia la persona de mi defendido, que improcedentemente está siendo objeto de aislamiento y alejamiento", asegura.

Es más, el abogado se teme que sea una "sanción encubierta" por la "trascendencia mediática" del caso de su defendido. El propio recluso, en declaraciones enviadas a Europa Press, ha contrastado su larga estancia en prisión con los "beneficios" que a su juicio reciben los terroristas al arrepentirse de sus delitos, algo que, en cambio, no pueden hacer los presos comunes.

Al mismo tiempo que pide la anulación del traslado, el abogado comunica esta situación al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Jaén para que investigue esa decisión y la licitud administrativa del movimiento.

La defensa se vería muy perjudicada si todo el expediente de Montes Neiro, cuya condena más grave fueron seis años de cárcel por un delito contra la salud pública (tráfico de hachís), se traslade a Huelva, donde precisamente no tiene causas pendientes, ya que supondría tener que empezar todo desde cero.

HACIENDO 'ESCALA' EN MORÓN DE LA FRONTERA (SEVILLA)

Fuentes penitenciarias consultadas por Europa Press han confirmado que Montes Neiro se encuentra en la actualidad en la cárcel sevillana de Morón de la Frontera haciendo 'escala' en su traslado desde la prisión de Jaén hasta la de Huelva.

Existen dos tipos de traslados entre cárceles: los "especiales directos" que se dan, por ejemplo, cuando la Audiencia Nacional cita a algún interno en un corto espacio de tiempo, o los "ordinarios" --como es este caso-- en los que se siguen unas rutas determinadas en función de la zona geográfica y en las que son habituales 'escalas' de este tipo que pueden durar varios días.

Las mismas fuentes han precisado que, durante el tiempo que dura un tránsito de este tipo, los internos no pueden mantener contacto telefónico con sus familias, aunque si puede ser visitado por su abogado. Asimismo, desde la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias tampoco se autoriza a facilitar el paradero de los internos por vía telefónica, si bien recuerdan que todos los internos son informados de que van a ser trasladados a otro centro con el tiempo suficiente de antelación para que puedan dar parte a sus familiares y allegados.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies