Díaz afirma que no quiere ser presidenta "a cualquier precio" y que quiere un Gobierno "serio"

 

Díaz afirma que no quiere ser presidenta "a cualquier precio" y que quiere un Gobierno "serio"

Susana Díaz con Jerónimo Guerrero
EUROPA PRESS/PSOE DE ANDALUCÍA
Publicado 16/01/2015 21:37:28CET

EL CORONIL (SEVILLA), 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha recalcado este viernes que no quiere ser presidenta a "cualquier precio" y que quiere que los andaluces estén orgullosos tanto del Gobierno de esta comunidad, que tiene que ser "serio", como de ella.

En un acto público en El Coronil para presentar la candidatura de Jerónimo Guerrero a la reelección como alcalde de este municipio sevillano en las elecciones locales de mayo, Díaz, que se ha referido a las últimas diferencias que han surgido entre PSOE-A e IULV-CA, socios en la Junta, ha señalado que no quiere que en Andalucía se vean "números" como los que se han visto en Cataluña, de "dos peleándose, a ver quien de ellos sale ganando, sin preocuparles si salían ganando los catalanes".

"Eso no lo quiero. Yo quiero un Gobierno serio, que tenga estabilidad y al que lo único que le preocupe sean los problemas de la gente, no lo que le vaya bien ni a un partido ni al otro", según ha sentenciado Díaz, quien ha recalcado que ella no podría "mirar a la cara a los andaluces si permitiera que 4.000 del PSOE o de Izquierda Unida decidieran por nueve millones de andaluces".

"Si aquí alguien tiene que decidir por este Gobierno, decidirán los nueve millones de ciudadanos que tiene Andalucía", ha indicado la presidenta, quien ha expresado que ella defiende a su Gobierno, convencida de que está haciendo lo que tiene que hacer y de es una esperanza para mucha gente.

Durante su intervención, Díaz se ha mostrado convencida de que los socialistas van a ganar las municipales de mayo en Andalucía y todas las elecciones "que nos echen, porque estamos fuertes, y porque los ciudadanos han podido comparar" y han visto alcaldes socialistas "honestos, cercanos y sensibles".

Ha indicado que ella se levanta todas las mañanas convencida de que tiene que ser una buena socialista porque si lo es, será una buena presidenta y los ciudadanos estarán orgullosos de ella, sobre todo, si representa con honestidad los valores que representa.

Susana Díaz ha manifestado que la gente quiere alcaldes socialistas comprometidos y que se batan el cobre por sus municipios. Ha advertido de que quien no se compromete de frente y por derecho con su pueblo, "muy mal se va a comprometer con el resto de Andalucía y con España".

Ha manifestado que si bien estos no son momentos fáciles, mira al futuro con esperanza y tiene mucha fe en que los andaluces van a poner esta tierra donde se merece.

La presidenta de la Junta ha insistido en que la prioridad de su Gobierno es el empleo, de manera que se seguirán poniendo en marcha medidas y planes --1.600 millones en este ejercicio-- mientras en esta comunidad sigamos teniendo una tasa de paro tan alta. Se ha mostrado convencida de que 2015 será el año del empleo, en el que se creen más puestos de trabajo y a más velocidad.

La presidenta ha señalado otra prioridad, la protección del Estado del Bienestar, en lo que Andalucía está demostrando un camino muy diferente, ante aquellos que dicen que "son muy de izquierdas, tan de izquierdas que se entienden cada día mejor con la derecha" y ante el PP.

Ha manifestado que en esta tierra se va a preservar una educación pública de calidad, de manera que no se va a eliminar ninguna de las becas que la garantizan, como las de comedor o transporte. Ha aprovechado para pedir disculpas a los profesores que han sufrido retrasos en el pago de sus nóminas por parte de la Junta.

En relación con la sanidad, Susana Díaz ha puesto en valor que su Gobierno ha sabido afrontar el problema de la afluencia masiva, "por culpa de las temperaturas", en los servicios de urgencia de los hospitales públicos, de manera que desde el domingo a hoy se ha contratado a 331 profesionales en todas las urgencias andaluzas para reforzarlas.

Ha señalado que en Andalucía, a diferencia de otras comunidades que han tenido el mismo problema, no se niega que existe un problema y que hay que tomar medidas para afrontarlo.

En cuanto al asunto de la atención a los enfermos de hepatitis C, ha defendido que cada paciente reciba el tratamiento que diga el médico que necesita, frente a un Partido Popular que dice que no hay dinero y a aquellos que van "de nuevos", Podemos o Ganemos, que abogan por "expropiar la patente que tiene la sede en Florida" y ya se verá en unos años. A su juicio, hay que luchar para que nadie "especule" con la salud.

La presidenta se ha mostrado segura de que el PSOE-A es el instrumento para cambiar Andalucía y que es un partido integrado por gente honesta, trabajadora, comprometida, y que lucha por la libertad y la igualdad.

Ha recalcado que ella sabe el puerto al que quiere llevar a Andalucía y que para ello también necesita buenos alcaldes socialistas. Ha pedido a sus compañeros traer "limpieza y transparencia", en unos momentos en los que los ciudadanos se levantan todos los días con un caso de corrupción en este país.

"No tenemos que engañar a nadie, solo defender lo que somos y representamos", ha expresado Díaz, para quien los socialistas tienen que ganar estas elecciones municipales "bien".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies