Fundación Atarazanas de Sevilla reivindica tras el acuerdo Junta-Adepa su afán por "salvaguardar un monumento olvidado"

Contador
Reales Atarazanas de Sevilla
EUROPA PRESS
Publicado 30/12/2017 19:55:32CET

SEVILLA, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Museo Reales Atarazanas de Sevilla se ha congratulado este sábado del acuerdo sellado este viernes entre la Consejería de Cultura, la Fundación Bancaria 'la Caixa' y la Asociación de Defensa del Patrimonio de Andalucía (Adepa) que pone fin al conflicto del proyecto de restauración y adaptación de las Reales Atarazanas, gracias al cual el proyecto original de Guillermo Vázquez Consuegra será modificado y Adepa desistirá de sus acciones judiciales, con idea de que las obras arranquen en el primer trimestre de 2019 con un presupuesto de 12,8 millones --10 millones más impuestos y 800.000 euros para el mirador arqueológico--, al tiempo que ha reivindicado su afán por "salvaguardar un monumento olvidado de un valor histórico y arquitectónico de primer orden".

En un comunicado firmado por su presidente, José Manuel Conde, la fundación valora que el referido acuerdo "hace realidad la apertura de dicho monumento para el disfrute y regocijo de la ciudad de Sevilla", al tiempo que quiere dejar claro el "talante reconciliador" que ha mostrado "desde el primer momento, porque no se dio viabilidad al proyecto que expuso hoy firmado".

La fundación ha lamentado que "no" ha sido invitada "a la firma del acuerdo, aunque haya sido de mera cortesía", y se ha preguntado "por qué se desalojó a la Fundación de su sede, prometiéndole otra de similar características por parte del Ayuntamiento", y "por qué la Fundación no fue invitada a ningunas de las diferentes reuniones que se han producido".

"La ciudad de Sevilla tiene que saber que esta Fundación ha luchado y ha puesto de manifiesto siempre salvaguardar las Reales Atarazanas en todo su contexto", añade el comunicado, que recuerda también que "se opuso al proyecto inicial del arquitecto, fomentando conferencias y artículos en prensa, sobre el error inicial de dicho proyecto, defendió las visitas guiadas, trató de que dichas Atarazanas, una vez rehabilitadas , tuvieran contenido con exposiciones que fueron trasladadas a otros espacios; se fomentó desde sus inicios la construcción de la Plaza América, un lugar donde hubiera museo y intercambio de comercio de toda la América latina, así como infinidad de iniciativas de los cuales no hubo viabilidad, manifestando y poniendo énfasis siempre, cuando se haya acontecido la rehabilitación".

Agrega que "la Fundación Museo Reales Atarazanas estuvo precedida de una Plataforma Pro Atarazanas" en la que "se consensuaron proyectos mucho antes de que diferentes asociaciones se subieran al tren de salvaguardar el emblemático monumento", y "se presentó un proyecto para la construcción de una galera a imagen y semejanza de las que se botaban en dichos Astilleros, con una Escuela de Maestros de Ribera, para fomentar el arte de construcción de barcos de época, lo que hubiera supuesto puestos de trabajo y rescatar un oficio perdido en el tiempo".

A la Fundación "le gustaría que dichas preguntas no quedaran en saco roto y que la ciudad de Sevilla tenga una entidad reconocida, que sólo ha querido salvaguardar un monumento olvidado de un valor histórico y arquitectónico de primer orden, para el disfrute de sus ciudadanos y del orbe que nos quieran deleitar con su visita" a Sevilla, concluye el comunicado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies