Un hombre sin ingresos se ofrece de "esclavo" de su ex al no poder pagar la pensión de 1.600 euros

Actualizado 09/03/2014 12:43:44 CET

SEVILLA, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -  

   Un hombre que ha estado tres años y medio en paro se ha ofrecido como "esclavo" de su exesposa al no poder hacer frente a la pensión de 1.600 euros mensuales que, por resolución judicial, tiene que abonar en concepto de pensión de alimentos de los hijos menores del matrimonio y de pensión compensatoria respecto a su exmujer, a quien fue atribuida además la custodia de los vástagos.

   El afectado, Alejandro Emilio Sánchez Vázquez, ha informado a Europa Press de que su "calvario" comenzó en el año 2008, cuando el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Coria del Río (Sevilla) dictó sentencia de divorcio en la que estableció que el afectado pagara dicha pensión de alimentos a favor de sus hijos y la hipoteca de la vivienda familiar.

   Según la sentencia dictada entonces, y confirmada posteriormente por la Audiencia Provincial, la razón para establecer esa pensión de alimentos "se basa siquiera en una presunción de poderío económico" por parte del afectado, pues "según manifestó en el acto del juicio es administrador mancomunado de una sociedad, consejero delegado de otra y como tal, hasta la fecha en que comienzan los problemas conyugales, ha mantenido a su familia en un nivel de vida alto".

   El demandante ha explicado que en su época se dedicaba a la venta de pisos, tras lo que el divorcio fue acordado "en plena crisis inmobiliaria", lo que le ha abocado al desempleo durante tres años y medio y a que le embarguen su casa, todo ello mientras su expareja, que sí trabaja actualmente, "mantiene su chalet de uso privativo y se está enriqueciendo a consta del hundimiento y empobrecimiento de mi persona".

"EMBARGADO POR TODOS SITIOS"

   Actualmente, "me encuentro viviendo con mi madre" y recibiendo la ayuda económica "de mi actual pareja", a lo que se suma que "estoy embargado por todos sitios; casa, cuentas, préstamo personal...", un "calvario" por el que "muchos padres sufridores están pasando y suicidándose".

   "No duermo, no puedo rehacer mi vida porque no puedo pedir préstamos debido a la morosidad, me veo con procedimientos penales por imposible cumplimiento de pagar 1.600 euros, y no tengo ingresos", ha subrayado, señalando que, "ante mi desesperanzas, me ofrezco a ser esclavo de mi exmujer".

   El afectado ha lamentado que "no sirve de nada ir a los juzgados para pedir la modificación de la medidas" acordadas en su día, ya que "desestiman" todos sus escritos "basándose en recursos anteriores", a pesar de que existe documentación aportada a la causa que "demuestra que no puedo pagar esas cantidades".

"SOSPECHAS Y ANTIGUOS INDICIOS DE PROSPERIDAD ECONÓMICA"

   Ha precisado que ya ha planteado dos demandas de modificación de medidas, ya que entiende que la prueba documental aportada "choca frontalmente con lo declarado" en la sentencia de divorcio y acredita que "carece prácticamente de ingresos y que es ayudado para su sostén económico por su madre".

   "Sin embargo, el juzgador establece que tengo capacidad económica para soportar mensualmente el pago" de la pensión establecida y "se vierten sospechas y antiguos indicios de prosperidad económica en tiempos de la 'burbuja inmobiliaria', cuando entendemos que habrá de estarse a la verdadera situación actual".

   El afectado, que ha solicitado también a la Audiencia Provincial de Sevilla el establecimiento de un régimen de custodia compartida respecto a los hijos menores de la pareja --lo que cuenta, además un informe favorable del equipo psicosocial del Juzgado de Familia--, ha añadido que, mientras él "acredita con documentación pública su estado, nada se acredita de contrario que lo desmienta".

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies