Junta afirma que Andalucía ha ahorrado sin recortar y seguirá dando pasos para atender a los más afectados por la crisis

Susana Díaz, este martes
EUROPA PRESS
Actualizado 07/05/2013 16:38:37 CET

Nunca se va a "doblegar ante ningún poder fáctico ni económico ni financiero"

SEVILLA, 7 May. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, ha destacado este martes, cuando se cumple el primer año del Gobierno andaluz de la IX legislatura, que en Andalucía, durante el último ejercicio, se ha sido austero y se ha ahorrado sin "recortar", al tiempo que ha garantizado que se seguirán dando pasos para atender a los más afectados por la crisis económica.

Durante su comparecencia en rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno, Susana Díaz ha señalado que, en estos difíciles momentos, el Ejecutivo autonómico no está para celebraciones, pero ha demostrado que no se ha resignado; que ha dado la cara ante los problemas, y que rinde sus cuentas ante la ciudadanía.

Ha recalcado que el Gobierno andaluz está demostrando que es "fiel a lo que prometió" y que tiene un rumbo bien fijado, con dos principios claros, la igualdad y apostar por una economía productiva, por encima de la especulativa.

Andalucía cuenta en este momento, según Susana Díaz, con un Gobierno fuerte, sólido y estable que busca el pacto desde esa fortaleza y que tiene claros sus objetivos: nunca se va a "doblegar ante ningún poder fáctico ni económico ni financiero".

En este balance del primer año, la consejera ha destacado que las más de cien medidas aprobadas en los últimos doce meses, 18 de ellas legislativas, se han orientado prioritariamente a paliar los efectos de la crisis económica sobre la población andaluza y a defender las conquistas sociales de la autonomía.

"Anteponemos las personas a las cifras económicas y protegemos y blindamos el Estado del Bienestar", ha subrayado la titular de Presidencia e Igualdad, quien también ha recordado el trabajo realizado por la Junta para afrontar dramas como el de los desahucios o las nuevas formas de exclusión social a través de una batería de planes extraordinarios y de emergencia.

Además de la atención prioritaria a las situaciones más graves que está provocando la crisis, Susana Díaz ha señalado el empleo y la reactivación económica como el eje principal de la gestión del Gobierno andaluz, junto al mantenimiento de los servicios públicos esenciales frente a los recortes estatales y el cumplimiento de los objetivos de déficit público a través de unos planes de reducción del gasto que han evitado las privatizaciones y han salvaguardado al máximo el empleo público.

"Andalucía ha ahorrado sin recortar", ha sentenciado la consejera, apuntando que el gasto no financiero presupuestado de la Junta ha bajado 2.888 millones de euros y el gasto corriente otros 1.120; se ha mantenido al cien por cien la oferta educativa y de salud; se han incrementado las becas y los programas de apoyo a las familias; se ha garantizado la asistencia sanitaria a las personas inmigrantes; se ha puesto freno al copago farmacéutico de los pensionistas andaluces, y se ha conseguido salvar del decreto estatal de las 37,5 horas semanales al 40 por ciento de los profesores interinos.

Ha puesto de relieve además el trabajo desarrollado durante el último año para avanzar en calidad democrática, especialmente a través de la nuevas leyes que se preparan para reforzar la transparencia en la gestión de los recursos públicos y facilitar la participación directa de la ciudadanía en la política.

APUESTA POR EL DIÁLOGO

Susana Díaz también ha subrayado la voluntad de diálogo y lealtad institucional con el Gobierno de España, que ha ejemplificado en el cumplimiento de los compromisos de consolidación fiscal pese a estar en desacuerdo con los criterios y los plazos de un proceso de reducción del déficit público que, a juicio del Gobierno andaluz, es injusto y discriminatorio al no tener en cuenta el criterio de población.

En este sentido, ha recordado que el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ha solicitado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, impulsar un pacto nacional que refuerce los intereses de España y reclame ante la Unión Europea iniciativas de apoyo al crecimiento y no sólo de austeridad.

Susana Díaz ha puesto de manifiesto que en un contexto de extrema limitación presupuestaria y de perspectivas económicas adversas provocadas por las políticas dominantes en España y Europa, el Gobierno andaluz ha dirigido sus principales decisiones a evitar la pérdida de más empleos; impedir que sigan pagando la crisis quienes menos han tenido que ver en su desencadenamiento, y mantener las políticas básicas de cohesión social y apoyo a la innovación del tejido productivo.

Para conseguir estos objetivos, según ha agregado, la Junta ha abierto su estrategia al máximo acuerdo político y social con iniciativas como el Pacto por Andalucía, cuyo núcleo económico es el acuerdo de concertación firmado el pasado 20 de marzo con la Confederación de Empresarios de Andalucía y los sindicatos CCOO y UGT. A él se suman ya los pactos sectoriales por el Turismo (febrero de 2013), el Sector Agrario y el Mundo Rural Andaluz (marzo de 2013) y la Cultura (abril de 2013), además del que se suscribirá próximamente por la Igualdad.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies