La Junta reclama la reforma "urgente" de la financiación autonómica

Actualizado 28/04/2016 7:54:29 CET

SEVILLA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, ha subrayado este miércoles la "urgente" necesidad, a su juicio, de abordar el debate de la "reforma de la financiación autonómica", y ha animado a los grupos con representación en el Parlamento andaluz a consensuar una posición común al respecto.

   Montero se ha referido a este debate en el transcurso de su comparecencia en el Pleno del Parlamento solicitada al hilo de la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) del pasado 15 de abril, unos días antes de que se conociera un nuevo reparto, realizado por parte del Gobierno central, de los objetivos de déficit de las distintas administraciones para este año 2016, que en el caso de las comunidades autónomas se eleva del 0,3 por ciento previsto inicialmente al 0,7 por ciento del PIB.

   La consejera ha valorado esa flexibilización del objetivo de déficit para 2016 porque "supone un respiro a corto plazo" y "permite garantizar el compromiso de estabilidad", si bien ha advertido de que "el origen del problema se encuentra en el sistema de financiación vigente, que condiciona decisivamente la sostenibilidad financiera de comunidades como Andalucía", por lo que su reforma es "clave" para conformar un modelo "justo y estable" de cara al futuro.

   En esa línea, Montero ha explicado que el "problema de fondo" para las comunidades es que se mantiene un sistema de financiación autonómica que lleva caducado desde 2003 porque, a su juicio, no ha habido voluntad para reformarlo, "pese a las evidencias sobre la insuficiencia de recursos y la ausencia de equidad que año tras año han puesto de manifiesto sus liquidaciones".

   De esta manera, para la consejera de Hacienda "no es justo hablar de ajustes y de reparto de objetivos de déficit" sin abordar, de forma prioritaria, la reforma del modelo de financiación. En este punto, la consejera ha argumentado la importancia de consensuar, desde el Parlamento andaluz, las "bases del modelo territorial que necesitamos" y alcanzar una posición común para afrontar las negociaciones que deben iniciarse y lograr una "respuesta satisfactoria a las demandas de Andalucía".

   Ha insistido en señalar que la decisión del Gobierno central de ampliar el objetivo de déficit a las comunidades "entendemos que deja sin efectos" la exigencia de no disponibilidad que para Andalucía supondría un "recorte" de 600 millones de euros, según ha argumentado Montero, precisando, no obstante, que el Ministerio de Hacienda debería concretar su propuesta en el Consejo de Política Fiscal y Financiera que se celebra este jueves.

PLAN DE AJUSTE

   Después de que el Ministerio haya dado un mes de plazo a las comunidades para adaptar el Plan Económico Financiero al nuevo objetivo de déficit del 0,7 por ciento, Montero ha explicado que Andalucía ha realizado un Plan de Ajuste que no incluye "nuevas medidas adicionales que supongan recorte alguno al presupuesto".

   En esa línea, la consejera ha remarcado que, "desde el primer momento, Andalucía rechazó acometer recortes en el presupuesto actual porque hemos cumplido razonablemente con la reducción del déficit, puesto que la desviación en 2015 ha venido provocada principalmente por las decisiones arbitrarias del Gobierno central", y porque la sanidad, la educación y los servicios sociales "no podían ser objeto de más ajustes".

   Montero ha subrayado además que la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) considera en un informe reciente que Andalucía podría cumplir con el objetivo de déficit fijado para 2016 "simplemente ejecutando su presupuesto, sin necesidad de realizar ajustes adicionales".

POSICIONES DE LOS GRUPOS

   Tras la intervención inicial de la consejera han tomado la palabra los distintos grupos parlamentarios. Por parte del PP-A ha subido a la tribuna su portavoz en la Cámara, Carmen Crespo, quien ha defendido la conveniencia de cumplir con el objetivo de déficit porque eso supone "cumplir con la buena marcha de la economía y el mantenimiento del Estado del bienestar", al tiempo que ha culpado al Gobierno andaluz y al PSOE de utilizar "siempre el déficit como elemento de confrontación" y de "no decir la verdad" al respecto del mismo.

   Ha resaltado además la "generosidad" del Gobierno de Rajoy al establecer unos nuevos objetivos de déficit para las comunidades autónomas, una "flexibilidad" con la que a la Junta "se le ha acabado el discurso de la confrontación con el déficit", según Crespo, que ha aseverado que el Ejecutivo andaluz "no tiene que recortar en sanidad, educación, servicios sociales", sino aplicar "planes de contención y ahorro de gastos", y ha afirmado que si recorta en esos servicios es porque "prefieren recortar ahí en vez de en la administración paralela de la Junta".

   Desde las filas de Podemos ha intervenido la parlamentaria Carmen Lizárraga, quien ha puesto el foco de su atención en la "necesidad de luchar contra la evasión y ocultación tributaria", porque "la persistencia de un elevado nivel de fraude supone una grieta estructural en nuestro sistema fiscal", hasta el punto de que "el fraude fiscal asciende a 50.000 millones de euros". De esta manera, aunque considera que "Andalucía tiene la urgente necesidad de reformar el sistema de financiación autonómica ante un grave problema de infrafinanciación", desde Podemos insisten en que "la clave está en la reforma del sistema fiscal, en su crisis de ingresos", según ha remachado.

   Para posicionar a Ciudadanos (C's) ha intervenido el diputado Carlos Hernández White, quien ha coincidido en lo "necesaria" que es la "flexibilización de los objetivos de déficit" para las comunidades autónomas, habida cuenta de que "solo tres han cumplido" con el objetivo previsto para 2015, y ha abogado por continuar políticas como la "reducción" de gastos ya iniciada "en la administración instrumental", así como en "burocracia" y en la "eliminación de duplicidades en distintos niveles de administración". Además, ha pedido "abordar una reforma que elimine diferencias entre unas comunidades autónomas y otras".

   Por su parte, la portavoz parlamentaria adjunta de IULV-CA, Elena Cortés, ha comenzado recordando que su formación se muestra en contra de "objetivos de estabilidad presupuestaria" y una "senda de consolidación fiscal", de un "modelo que se lleva por delante los derechos de los pueblos del sur de España", y frente a ello ha defendido la necesidad de "alternativas que no pasan solamente por el modelo de financiación". Además, ha alertado de la "muerte a pellizcos" que supone una "política de ajuste de permanente", y ha pedido a la consejera que "lleve al pleno el plan de ajuste remitido al Ministerio".

   Finalmente, en representación del PSOE-A, el diputado Jesús María Ruiz ha remarcado la importancia del debate sobre la financiación autonómica, porque "sin un sistema de financiación no existen derechos, servicios públicos o igualdad de oportunidades", y ha argumentado que el modelo de financiación que aún no se ha renovado pese a estar "prescrito" se diseñó en la etapa del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero pero "para otra época" anterior a la crisis, y luego el Gobierno del PP "no ha movido un dedo para cambiarlo porque se encontraban cómodos en la política de recortes y privatización". Ante ello, ha reclamado "consenso para reformar el modelo de financiación".

   La consejera de Hacienda ha zanjado el debate señalando que en el mismo se ha evidenciado "la cercanía del proceso electoral" de nuevos comicios generales, y, entre otras cuestiones, lamentando que la portavoz del PP-A sostenga "el mantra del despilfarro" de la Junta, punto en el que ha preguntado a Crespo si piensa que aquellas comunidades autónomas como la Valenciana o Murcia han incumplido el déficit es porque "han sido despilfarradoras o corruptas".