Sindicatos prevén que se detraerán 46 plazas del Guadalquivir del concurso de traslados tras la vuelta al Estado

Actualizado 12/11/2011 12:03:24 CET

SEVILLA, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos prevén que se van a detraer 46 plazas del Guadalquivir que ya estaban adjudicadas provisionalmente del concurso de traslados de la Junta, tras la reversión de competencias al Estado, una situación que además provoca que se van a tener que excluir de dicho concurso de traslados a 42 trabajadores del Guadalquivir que optaban al mismo, "porque han dejado de pertenecer a la Junta y vuelven al Gobierno".

Fuentes de varios sindicatos de función pública, que esta semana mantuvieron reuniones con altos cargos de la Consejería de Hacienda y Función Pública, han explicado a Europa Press que en dicha reunión, la Junta les ha informado que "se van a detraer del concurso de traslados 46 puestos, ya adjudicados, de la Confederación Hidrográfica, que vuelven a ser competencia del Estado", tras la reversión de las competencias sobre el Guadalquivir, que pasan de la Junta al Estado.

Además de la detracción de esas 46 plazas, se van a tener que excluir de dicho concurso a 42 personas, que procedían del Guadalquivir y que habían optado a un puesto en otras áreas de la Junta pero que al ser adjudicatarios provisional del concurso, se les va a devolver a la Administración del Estado, pues ese personal ya no pertenece a la Junta.

No obstante, las fuentes han indicado que esta decisión aún no es definitiva y han precisado que dicha detracción de plazas y personal del concurso de traslados se deberá hacer pública en la misma resolución donde se comunique la modificación de las bases de dichos concursos, con vistas a aplicar la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE), que equipara la antigüedad en el empleo público de funcionarios de carrera e interinos.

Ya hace varias semanas los sindicatos de función pública CCOO, CSIF, Ustea y Safja advirtieron de que la reversión de la gestión de competencias del Guadalquivir al Estado "obligaría a detraer plazas y trabajadores de concursos de traslados de la Junta de Andalucía que actualmente están en marcha" y que deberán volver a competencias del Gobierno.