Condenado a dos años de cárcel por el atropello mortal de un ciclista en Sevilla

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

En el año 2013

Condenado a dos años de cárcel por el atropello mortal de un ciclista en Sevilla

Actualizado 07/11/2016 11:31:19 CET

La sentencia se alcanza por conformidad entre las partes y después de que el acusado haya reconocido los hechos

SEVILLA, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El juez de lo Penal número 11 de Sevilla ha condenado este lunes a dos años de cárcel al conductor del turismo que atropelló mortalmente el día 28 de febrero de 2013 a un ciclista de 25 años de edad en la barriada de la Macarena, según han informado a Europa Press fuentes del caso.

El juez ha dictado este lunes la sentencia 'in voce' tras la conformidad alcanzada entre la Fiscalía, la acusación particular que ejercen los padres de la víctima y el abogado de la defensa de Guillermo T.M., quien ha reconocido los hechos y ha consignado con anterioridad al juicio la suma de 15.000 euros para indemnizar a la familia del ciclista.

De este modo, el Ministerio Público ha modificado su escrito de conclusiones provisionales, donde solicitaba para el acusado dos años y medio de prisión por un delito contra la seguridad vial por conducir bajo la influencia de drogas tóxicas o bebidas alcohólicas en concurso con un delito de homicidio por imprudencia, y ha pedido para el imputado dos años de prisión y otros dos años de prohibición de conducir un vehículo a motor o ciclomotor.

Asimismo, la Fiscalía de Seguridad Vial ha retirado de su escrito de acusación cualquier mención a que la víctima hubiera consumido 'cannabis' de forma previa al accidente mortal, por lo que la sentencia no recogerá dicho extremo en su redacción.

90.000 EUROS DE INDEMNIZACIÓN

Tanto la acusación particular como el abogado de la defensa y el de la compañía aseguradora se han adherido y han mostrado su conformidad con la petición del fiscal, tras lo que el juez ha dictado sentencia 'in voce' y ha condenado al procesado a dos años de prisión y otros dos de prohibición de conducir un vehículo a motor por el referido delito contra la seguridad vial en concurso con un delito de homicidio imprudente con la atenuante muy cualificada de reparación del daño.

Asimismo, lo condena a indemnizar a los padres de la víctima en la cantidad de 90.170,47 euros, de los que 15.000 euros han sido consignados por el acusado en el Juzgado con anterioridad a la celebración del juicio y el resto lo abona la compañía aseguradora.

Además, el juez ha acordado suspender la pena de dos años de prisión impuesta al acusado al carecer éste de antecedentes penales, aunque la decisión está condicionada a que el procesado no cometa ningún hecho delictivo en un periodo de dos años.

Tras dictarse la sentencia por conformidad de las partes y manifestar éstas que, por tanto, no la van a recurrir, el juez la ha declarado firme.

Al finalizar la vista, el acusado ha asegurado que siente "mucho" lo ocurrido, aseverando que se trató de un "accidente" y que "no pudo evitarlo".

LOS HECHOS

En su escrito de acusación, el fiscal explica que el accidente ocurrió sobre las 5,30 horas del 28 de febrero de 2013 en la calle Resolana de Sevilla y que tanto el conductor del vehículo como el ciclista habían consumido alcohol, de manera que ninguno de ellos estaba en condiciones aptas para circular.

Según indica el fiscal, el vehículo circulaba entre 65 y 71 kilómetros por hora y rebasó un semáforo en verde para él, pero no se percató de la presencia del ciclista, que se introdujo en el paso de peatones "pese a que le estaba prohibido el paso por la luz roja que le vinculaba".

El acusado no realizó maniobra evasiva alguna "por la merma considerable de sus reflejos y demás condiciones psicofísicas que le afectaban", según el fiscal, quien relata que el vehículo Renault Safrane transportó unos 80 metros al ciclista sobre el capó hasta que cayeron, primero la bicicleta y luego la víctima.

El conductor se paró al colisionar con los bolardos de la calle y la Policía le apreció "fuerte halitosis alcohólica, ojos enrojecidos, incoherente en sus manifestaciones y reiterativo", según el escrito de acusación.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies