El Gobierno de Aragón cree que el folleto sobre las drogas es "inadecuado" y critica la "frivolidad" de ZEC

El consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Vicente Guillén
EUROPA PRESS
Publicado 06/02/2018 12:42:44CET

ZARAGOZA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Vicente Guillén, ha considerado que la publicación 'Drogas. El mundo, el barrio. Folleto informativo y de debate desde el Casco Histórico' es "inadecuado" y ha lamentado la "frivolidad" de Zaragoza en Común al abordar este tema.

El folleto ha sido elaborado por la entidad denominada 'Consumo-conciencia', creada en 2016, y la tirada, de unos 650 ejemplares, ha sido financiada a cargo de la partida del Plan Integral del Casco Histórico (PICH) y distribuida entre entidades de esta zona de la ciudad y la Casa de Juventud. En sus páginas se informa sobre el consumo de drogas.

En rueda de prensa, tras la reunión del Consejo de Gobierno, Vicente Guillén ha explicado que el Ayuntamiento de Zaragoza es "competente" en las políticas de prevención que se desarrollan en el ámbito municipal, por lo que el Departamento de Sanidad del Ejecutivo aragonés y la dirección de Salud Pública "no pueden supervisar" los materiales que edita el consistorio.

No obstante, ha estimado que este folleto es "inadecuado, no está bien orientado" y ha cuestionado cuál es su objetivo, para advertir al equipo de gobierno de Zaragoza en Común de que "la línea entre querer ser un concejal y un alcalde guay y un concejal o alcalde frívolo es muy limitada y la frivolidad nunca es una buena consejera para un representante público".

Guillén ha dicho tajante que la ciudadanía espera de su ayuntamiento a un alcalde y unos concejales "serios, rigurosos, que sean conscientes de la influencia que tienen sus decisiones", así como desean unos representantes políticos "que sean cumplidores de las leyes y defensores de los intereses de la ciudadanía en general y no del interés espurio del grupo político al que representan". "No se si a estos criterios son los que responde esta campaña del ayuntamiento", ha observado.

Ha concluido insistiendo en que el Departamento de Sanidad y el Ejecutivo aragonés "no tienen capacidad" ni la competencia para supervisar o intervenir este tipo de materiales, si bien ha avanzado que la consejería contactará con el ayuntamiento para intentar que, "con diálogo", se puedan "mitigar" los efectos negativos que pueda tener esta campaña.