La gestión de residuos plásticos agrarios se extenderá este año a 36 municipios

Presentación del proyecto
GOBIERNO
Publicado 13/04/2018 15:11:01CET

SANTANDER, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta regional y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política, Eva Díaz Tezanos, ha anunciado hoy que el Gobierno de Cantabria, a través de la empresa pública MARE, extenderá este año la gestión de residuos plásticos agrarios a 36 municipios de la región en colaboración con la empresa ASPLA, la cooperativa Ruiseñada-Comillas y los respectivos ayuntamientos.

El proyecto, pionero en España, cuenta con una inversión de 150.257 euros.

Después del éxito del proyecto piloto puesto en marcha en 2017 en los municipios de Val de San Vicente y Valdáliga, al que se incorporaron San Felices de Buelna y Bárcena de Cicero que ya contaban con un servicio de recogida a través de MARE, el Gobierno regional ha decidido extender este modelo "normalizado" de gestión a otras zonas de Cantabria.

En concreto, a los 32 municipios que integran las agrupaciones territoriales de los Valles Pasiegos, Asón-Agüera y Campoo Los Valles.

El proyecto cuenta con una inversión de 150.257 euros, de los que 138.257 euros los aporta el Gobierno de Cantabria, a través de MARE, y la empresa ASPLA, 12.000.

La vicepresidenta regional y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política, Eva Díaz Tezanos, ha anunciado hoy la puesta en marcha de este "ambicioso" proyecto durante el balance que ha realizado del proyecto piloto que nació el año pasado, junto al director de sostenibilidad de la empresa ASPLA, Andrés García de Tuñón, y el presidente de la cooperativa Ruiseñada-Comillas, Francisco Borja Toyos.

El proyecto de ampliación del servicio consistirá en "la colocación en puntos estratégicos de contenedores de 15 metros cúbicos cada uno con la posibilidad de que puedan convertirse en centros de almacenamiento temporal, en función de los residuos depositados", ha explicado la vicepresidenta.

Díaz Tezanos ha mostrado su satisfacción por la extensión de este proyecto porque consigue dar respuesta a una petición histórica de los ganadores y agricultores de la región con una iniciativa que, fruto de la colaboración pública y privada "en beneficio de toda Cantabria, ha demostrado que mejora el medio ambiente".

De hecho, entre sus objetivos, ha destacado la vicepresidenta, está el de "eliminar al máximo el impacto ambiental y potenciar el reciclaje".

CANTABRIA, PIONERA

Con este modelo en el que el Gobierno regional ha realizado un "importante" esfuerzo económico, Cantabria es pionera en la gestión de un modelo normalizado que quiere extender a otras comunidades autónomas en colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente, y que va en línea con la Estrategia de Acción frente al Cambio Climático para el período 2018-2030 aprobada esta semana en Consejo de Gobierno.

Ante la falta de un modelo "normalizado" para recoger las 800 toneladas de plásticos agrarios que anualmente se generan en Cantabria, MARE puso en marcha el año pasado un proyecto piloto con la instalación de contenedores en la zona de El Tejo (Valdáliga) y Los Tánagos (Val de San Vicente) con importantes datos de recogida de este tipo de residuos.

Entre febrero y octubre del año pasado --período de vigencia del proyecto piloto-- se realizaron 22 retiradas de contenedores y se gestionaron 33,3 toneladas de residuos de plásticos de uso agrario.

También ha destacado el incremento de casi el 59% de toneladas de residuos plásticos agrarios depositados en el Centro de Almacenamiento Temporal de Meruelo entre 2016, cuando se depositaron 190 toneladas de residuos plásticos agrarios, y 2017, cuando hubo 302.

Unas cifras que han avalado la idea de extender el modelo de manera gradual a otros municipios con la instalación de 26 contenedores a lo largo de este año en los 32 municipios de las agrupaciones territoriales Valles Pasiegos, Asón-Agüera y Campoo Los Valles, y seguir ampliando el modelo en los próximos años al resto de los municipios cántabros.

En este sentido, Díaz Tezanos ha apuntado que este mismo año se abre la posibilidad de que los ayuntamientos que lo deseen pueden sumarse a la iniciativa, pagando la tarifa correspondiente, tal y como ya ha solicitado Cabezón de la Sal.

Asimismo, ha avanzado que se está estudiando la posibilidad de colocar 12 contenedores en los puntos limpios que MARE tiene distribuidos por la región.

APUESTA POR LA ECONOMÍA CIRCULAR

Por su parte, el director de sostenibilidad de la empresa ASPLA, Andrés García de Tuñón, ha apostado por modelos de gestión que impulsen la economía familiar, un modelo que, según ha dicho, "crea riqueza y oportunidades de negocio, puestos de trabajo y resuelve los problemas medioambientales que provocan muchos productos que actualmente están mal gestionados".

Tuñón también ha defendido la idea de ir más allá de cumplir la legislación medioambiental, sino "dar un paso más" y participar en proyectos colaborativos y voluntarios que impulsen la garantía de la seguridad alimentaria en todos los productos.

El presidente de la presidente de la cooperativa Ruiseñada-Comillas ha agradecido al Gobierno de Cantabria y a MARE por encargarse de la gestión de este nuevo modelo de gestión que, ha confiado, mejore las prestaciones del tratamiento de los residuos agrarios.

En el acto también han estado presentes los alcaldes de Val de San Vicente, Roberto Escobedo; de Valdáliga, Lorenzo González; de San Felices de Buelna, José Antonio González Linares, y el de Bárcena de Cicero, Gumersindo Ranero, además del gerente de la empresa ASPLA, Domingo García.

Cantabria sostenible ofrecido por
Cantabria Sostenible