Educación y sindicatos no llegan a un acuerdo sobre los servicios mínimos de la huelga

Manifestación sindicatos docentes
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 29/08/2018 14:16:02CET

Los sindicatos de la Junta "dudan" de la legalidad del Decreto y la Consejería lo defiende para "garantizar el servicio educativo"

SANTANDER, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

La reunión entre la Consejería de Educación y la Junta de Personal Docente sobre los servicios mínimos para la huelga del próximo 7 de septiembre ha terminado sin acuerdo. Así, la Consejería mantiene los servicios mínimos que había propuesto, y que los sindicatos consideran "absolutamente abusivos".

En este sentido, desde la Junta critican que en los servicios mínimos se haya incluido "por primera vez en la enseñanza en Cantabria" a profesorado que no forma parte de los equipos directivos, en los centros de Infantil y Primaria de más de 300 alumnos.

Además, los sindicatos han anunciado que van a consultar a sus servicios jurídicos porque "dudan" de la legalidad del decreto de servicios mínimos --cuya publicación por la Consejería esperan que sea inminente-- y creen que podría "vulnerar el derecho a la huelga".

La Consejería, sin embargo, ha defendido que los servicios mínimos propuestos permitirán "garantizar el servicio educativo, puesto que se trata de un servicio público esencial", así como salvaguardar que los niños de Cantabria "tengan asegurado su derecho fundamental a la educación y a la asistencia a los centros educativos públicos".

Así se lo ha transmitido esta mañana a los representantes sindicales de STEC, CCOO, UGT y ANPE, que conforman la Junta de Personal Docente, en el transcurso de una reunión mantenida en la sede de la Consejería.

Desde la Dirección General de Personal Docente y Ordenación Académica se ha lamentado, además, que "la historia se repita una vez más" al no alcanzarse un acuerdo sobre los servicios mínimos, "una constante a lo largo de estos años", según ha recordado la Consejería en un comunicado, ya que estas propuestas "nunca" han sido aceptadas por los convocantes de las huelgas, independientemente de las proposiciones realizadas.

Los centros educativos no universitarios de Cantabria permanecerán abiertos durante la jornada de huelga. El borrador de decreto para esta jornada establece que, además del equipo directivo, habrá un docente de servicios mínimos en los colegios de Infantil y Primaria de entre 300 y 400 alumnos, dos en los de 400 a 500 alumnos, tres en los de 500 a 600, cuatro en los de 600 a 700, cinco en los centros de entre 700 y 800 alumnos, y seis docentes en los de 800 a 900 alumnos.

Recoge, asimismo, que la asignación como servicio mínimo de los docentes que no formen parte del equipo directivo se realizará en el caso de que sean funcionarios de carrera en base al criterio de antigüedad en el centro y, en ausencia de los anteriores, cuando se trate de personal interino, en función del mayor número de años prestado en el cuerpo docente en Cantabria.

La propuesta ha tenido en cuenta, según la Consejería, las demandas trasladadas desde una parte importante de los equipos directivos a la Dirección General, que pedían que se atendieran las especificidades de sus centros y, por tanto, la necesidad de elaborar un criterio que permita prestar el servicio educativo en igualdad de condiciones en todos los colegios de Cantabria. Todo ello con independencia del número de alumnos escolarizados, de las características específicas de los mismos y de las particularidades del propio centro educativo, precisa.

Desde la Consejería de Educación se considera que los equipos directivos "también son docentes" y, hasta el momento, en estas jornadas "han venido sufriendo las dificultades de no haberse planteado nunca una propuesta que les tuviese en cuenta" y que permitiese atender a los niños, a la vez que realizar su trabajo "en condiciones dignas".

Asimismo, el borrador contempla que cuando el centro cuente con aulas externas, fuera del recinto principal o en otra localidad, el número de efectivos de servicios mínimos se incrementará con un docente más por cada emplazamiento. Igualmente, los centros de educación especial se equipararán a los centros con entre 800 y 900 alumnos, dado la especificidad del alumnado.

Por este motivo, la Consejería señala que "en ningún caso esta propuesta supone un ataque al derecho a la huelga, como invoca la Junta de Personal, sino que en todo caso es un ejercicio de responsabilidad por y para la escuela pública, puesto que ambos derechos pueden convivir con los servicios mínimos propuestos y que afectará a un muy reducido porcentaje de los docentes, tal y como sucede en otros ámbitos laborales que también se caracterizan por ser un servicio público esencial".

POSTURA DE LA JUNTA

La presidenta de la Junta de Personal Docente, Patricia Ruiloba (STEC), ha explicado, en declaraciones a Europa Press, que en la reunión la Consejería ha propuesto que la designación de los docentes que formarán parte de estos servicios mínimos en los centros se decidiera en claustro de profesores, una propuesta que los sindicatos consideran "inaceptable" ya que supone, según señalan, que cada docente diga con previo aviso si prevé o no secunda esta huelga, convocada para exigir que se mantenga como hasta ahora la jornada reducida de septiembre y junio en los centros.

Ruiloba ha señalado que "ni en la época más conservadora" en la Consejería se han escuchado propuestas de este tipo.

A su juicio, con los servicios mínimos planteados y la propuesta realizada, desde la Consejería se trata de "boicotear" la huelga después de que anteriores protestas por el mismo asunto a finales del curso pasado hayan resultado "muy numerosas".

También la representante de CC.OO en la Junta, Conchi Sánchez, ha opinado que se trata de una propuesta que "no tiene sentido" porque supone "adulterar" la huelga, al tener tener que "significarse" sobre la postura hacia la misma previamente.

POSTURA DEL CONSEJERO

Por su parte, el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Francisco Fernández Mañanes, ha lamentado, a preguntas de los periodistas en una rueda de prensa posterior a la reunión, que los sindicatos no hayan aceptado los servicios mínimos, "como ha venido siendo pauta en todas y cada una de las jornadas de huelga convocadas".

De ahí, ha añadido, que no ha habido acuerdo "como en todas las anteriores ocasiones", lo que a su juicio "no es una noticia", ya que la postura sindical es "el rechazo ya un poco automatizado".

No obstante, ha argumentado que para la Consejería es "fundamental garantizar un servicio público esencial" como es la educación y hacerlo en "debidas condiciones", ya que hay centros con "elevado número de alumnos" a los que "sólo el equipo directivo no puede atender".

Por último, ha explicado que en algunos colegios hay niños de "muy corta edad" que requieren "una mayor atención" y un cuidado "más especial", así como los de los centros de educación especial, que "no tienen muchos alumnos", pero éstos requieren una atención "permanente y total". "No podemos aplicar la misma regla de servicios mínimos a un centro ordinario que a un centro de educación especial", ha concluido.

Contador