PRC, PSOE y Podemos piden la "restitución" de la sanidad universal

Publicado 18/04/2016 18:39:04CET

Aprobada por unanimidad la ampliación de la cobertura del programa de detección precoz de cáncer colorrectal a los 50 años

SANTANDER, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Parlamento de Cantabria ha aprobado este lunes una iniciativa conjunta de PRC, PSOE y Podemos en la que se pide al Gobierno regional que inste al Ejecutivo central (PP), actualmente en funciones, a "restituir" el sistema de sanidad universal y derogar la reforma llevada a cabo en 2012.

La proposición no de ley, que según han dicho "busca la igualdad de oportunidades para toda la ciudadanía", ha recibido el voto en contra del PP y Ciudadanos. El partido naranja ha intentado modificar la propuesta de resolución con una enmienda que Podemos y los partidos que sustentan al Gobierno regional han rechazado, tras un debate en el que tanto C's como el partido morado han acusado al PSOE de "incoherencia" y de tener "una palabra en Madrid y otra en Santander".

Ambos partidos se han referido al acuerdo postelectoral firmado a nivel nacional por el PSOE y C's, que a juicio de Podemos "aboga por seguir restringiendo el derecho a la atención de los inmigrantes en situación irregular".

Sin embargo, Ciudadanos ha asegurado que defiende un sistema sanitario público y universal, solidario y equitativo, "sin copagos" y con una cartera de servicios igual para todos los españoles, y con cobertura para los extranjeros en situación regular, los menores de 18 años y embarazadas y los demás extranjeros en caso de urgencia.

Frente a ello, Rubén Gómez ha señalado que la iniciativa aprobada busca "la sanidad universal y gratuita para todo el mundo sin restricciones, con cobertura total desde la urgencia hasta la estética". La portavoz del PRC, Matilde Ruiz, ha dicho que la enmienda de C's "es precisamente" lo estipulado en la reforma de 2012.

Por su parte, la portavoz del PP y exconsejera de Sanidad, María José Sáenz de Buruaga, considera que la resolución aprobada es "un ejercicio de oportunismo político" y ha asegurado que "no es responsable ni mejor para los españoles volver al escenario de 2011", porque en su opinión, la reforma del PP "ha salvado" el Sistema Nacional de Salud, al "acabar con una regulación obsoleta que toleraba el fraude con el dinero de todos".

En este sentido, ha reiterado que la reforma no pretendía "excluir de la asistencia sanitaria sino poner freno a los abusos derivados del turismo sanitario"; y ha destacado que España es "el país que presta una atención a extranjeros en situación irregular más amplia de la Unión Europea".

CÁNCER COLORRECTAL

Por otro lado, los cinco grupos del Parlamento de Cantabria han alcanzado en el Pleno de este lunes un consenso para reclamar al Gobierno regional (PRC-PSOE) que amplie la cobertura del programa de detección precoz de cáncer colorrectar mediante su extensión a la población en edades comprendidas entre los 50 y los 69 años, ya que actualmente se aplica de los 55 a los 69.

La iniciativa aprobada, que ha sido una enmienda transaccional acordada por PSOE y PP, amplía la proposición no de ley que planteaban inicialmente los 'populares' y añade la petición al Gobierno de "continuar introduciendo mejoras en la gestión del programa para mejorar la accesibilidad, incrementar la tasa de participación y reducir los tiempos de respuesta" del programa para toda la población de 50 a 69 años.

Durante el debate de la iniciativa, la diputada del PP y exconsejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, ha defendido que es ahora cuando se dan las "condiciones necesarias" para poder cumplir con la decisión del Consejo Interterritorial del Servicio Nacional de Salud de julio de 2013 por el que se acordó incluir este programa dentro de la cartera básica de servicios del Sistema e implantarlo en toda España para las personas de entre 50 a 69 años, considerada la población "diana" de esta enfermedad.

Esta acuerdo sobre la cartera de servicios no se desarrolló a través de una Orden hasta finales de 2014 y, en ella, se daba un plazo de cinco años para que las comunidades autónomas pudieran hacer efectiva esta extensión.

Sin embargo, Sáenz de Buruaga ha asegurado que ya el anterior Gobierno regional (PP) intentó la pasada legislatura materializar esta extensión a pesar de no estar obligado, si bien "no pudo" al no tener la capacidad absorberse la demanda generada, algo que ha achacado a la "falta de previsión y planificación" en los "orígenes" de este programa, implantado por el PSOE y que comenzó a funcionar en Cantabria en 2008.

"Ustedes están en condiciones de hacerlo hoy", ha opinado Sáenz de Buruaga, quien ha señalado que la actual consejera de Sanidad, María Luisa Real, se ha comprometido a hacerlo "en varias ocasiones". "Pero lo cierto es que a día de hoy no es más que un anuncio, un titular de prensa pero sin fecha en el calendario", ha lamentado.

La exconsejera ha lamentado que el Gobierno no haya aprovechado el Pleno de este lunes para, a través de los grupos que le sustentan en el Parlamento (PRC y PSOE), concretar plazos y ha avisado de que el PP estará "vigilante" y tendrá "un alto nivel de exigencia" y no va a justificar que se "demore injustificadamente en el tiempo".

Sáenz de Buruaga ha insistido en que las pruebas del programa "salvan vidas" y ha señalado que hay comunidades autónomas, como el País Vasco, que ya lo han extendido a toda la población diana.

El PSOE y el PRC han asegurado que les parece "muy bien" la propuesta por la mejora que supone para los ciudadanos y lo que beneficia al tratamiento de la enfermedad, si bien han puesto de relevancia que sea ahora, no en la pasada legislatura, cuando el PP gobernaba, cuando los 'populares' consideran que se dan las condiciones necesarias para ampliar el programa.

También han acusado al PP de haber intentar llevar el programa al hospital privado de Santa Clotilde.

Ciudadanos y Podemos se han mostrado a favor de avanzar en este programa de detección precoz, si bien la formación podemita ha señalado la necesidad de dotarse de recursos para poder hacerlo efectivo ya que, a su juicio, esta extensión de la edad puede hacer que se "desborden" la capacidad profesionales.

También ha incidido en los gastos que supondrá este incremento de pruebas, con un coste de 400 euros por colonoscopia, lo que, según sus cálculos, podrían hacer necesarios dos millones.

En este sentido, el PRC ha señalado que la Orden de modificación de la cartera de servicios establece que "no cabe" incremento de gasto público y que debe llevarse a cabo con "recursos ordinarios".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies