Sáenz de Buruaga espera que el contrato para terminar Valdecilla esté adjudicado en septiembre

La vicepresidenta y consejera de Sanidad en la UIMP
GOBIERNO
Actualizado 15/07/2013 17:23:36 CET

La consejera explica el alcance del primer contrato de colaboración público-privada de estas características que se tramita en España

SANTANDER, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

El contrato de colaboración público-privada que tramita el Gobierno de Cantabria para terminar de manera definitiva las obras del Hospital Valdecilla será adjudicado probablemente a finales del verano, en el mes de septiembre, con lo que las obras de construcción se podrán reanudar en otoño.

Así lo ha anunciado en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo la vicepresidenta y consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, quien ha reafirmado el compromiso del Gobierno de Cantabria de terminar el hospital en el segundo trimestre de 2015.

Sáenz de Buruaga ha participado en la inauguración del VI Encuentro Interautonómico sobre protección jurídica del paciente como consumidor, en un acto en el que ha explicado el alcance del primer contrato de colaboración público-privada de estas características que se tramita en la sanidad española a unos 70 profesionales del Sistema Nacional de Salud.

Durante su intervención, seguida por la secretaria general de Sanidad, Pilar Farjas, la consejera ha hecho hincapié en que la formula elegida no exime al Gobierno de Cantabria de continuar en su exigencia de financiación íntegra del proyecto ante el Estado.

Sáenz de Buruaga ha recordado que siete grupos empresariales solicitaron participar en la fase de diálogo competitivo, aunque finalmente cuatro han materializado su propuesta inicial.

Con ellos, el órgano de contratación ha iniciado la semana pasada el proceso de diálogo competitivo. Una vez cerrado, quedarán fijadas las condiciones de licitación y se aprobarán los documentos definitivos, abriéndose nuevamente un plazo de 35 días para presentar las ofertas finales. El contrato se adjudicará a la empresa que presenta la oferta más ventajosa para la administración.

Según la agenda prevista, y teniendo en cuenta que la suspensión del procedimiento generó un retraso superior al mes imposible de recuperar, el Gobierno espera que el contrato pueda estar adjudicado a finales del verano, en el mes de septiembre, de manera que las obras puedan reanudarse en otoño.

La consejera ha insistido en que este tipo de contrato, que ha recibido el aval del Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales en respuesta a los recursos presentados por el PSOE y los sindicatos UGT, CCOO y USO, es "la mejor solución y probablemente la única alternativa para recuperar el tiempo perdido y abordar de forma definitiva, ágil y con cordura la terminación del hospital en la presente legislatura".

La vicepresidenta ha admitido que el Gobierno ha tenido que hacer frente a "hipotéticos inconvenientes" del contrato de colaboración público-privada, como son el "grave desconocimiento" que rodea a esta fórmula y la "manipulación ideológica" empleada por sus detractores, que pretenden "amparar el discurso de la privatización de la sanidad, sin el menor fundamento", ha dicho.

En este sentido, la consejera ha destacado que el modelo elegido en Valdecilla "poco tiene que ver" con la concesión de obra pública empleada en otras comunidades autónomas como Castilla León, Baleares o Andalucía, "y menos aún", con la fórmula de concesión de servicio público empleada en Valencia o Madrid "a la que se pretende equiparar con insistencia".

"Por más vueltas que se le dé, el modelo propuesto para terminar Valdecilla implica la gestión directa del servicio sanitario público. Son servicios no sanitarios y comerciales los únicos que serán encomendados al contratista, la práctica totalidad ya externalizados", ha subrayado.

Para la consejera, la única novedad es que dichos servicios se concentrarán en una única empresa o sociedad adjudicataria que al abordar una gestión global, integral e integrada, "podrá mejorar el margen de eficacia y eficiencia organizativa en la prestación de los mismos".

TODAS LAS GARANTÍAS

Durante su intervención, Sáenz de Buruaga ha reiterado que "Valdecilla no se privatiza, Valdecilla se termine", y que ningún Gobierno como éste ha apostado por la gestión pública de lo público, que es hacerlo por la gestión sostenible y eficiente del servicio sanitario público.

"Valdecilla no sólo seguirá siendo servicio sanitario público puro y duro sino que 15 años después, gracias a esta fórmula estará por fin definitivamente terminado. Y eso si es vital y urgente para garantizar su excelencia y asegurar su condición de referencia", ha añadido.

Según Sáenz de Buruaga, no se trata y no se puede reducir este proyecto a "un absurdo y trasnochado debate ideológico, porque terminar Valdecilla no es de izquierdas ni de derechas, sino de opciones, de decisiones, de compromiso y también de sentido común".

"Del mismo modo que partidos políticos y sindicatos le dieron a otro Gobierno de otro signo político y a su alternativa una oportunidad que resultó fracasada", ha reclamado la misma oportunidad para el actual Gobierno y su alternativa, que goza -ha dicho- de "un elevadísimo -prácticamente unánime- respaldo social y profesional".

La consejera se ha mostrado consciente de que queda "un difícil camino por delante". "No nos lo están poniendo ni nos lo van a poner nada fácil, pero si no es, no será por este Gobierno", ha dicho la consejera, quien ha subrayado que no renuncia a seguir sumando los apoyos que Valdecilla necesita y no dejará de ofrecer toda la información a quien la quiera conocer, de rendir cuentas de cada uno de los avances de este proceso a quien quiera escuchar, de continuar explicando "con toda claridad y transparencia a los ciudadanos lo que el Gobierno hace y porqué lo hacemos" y de "tender la mano a todo el que quiera sumarse a este objetivo y éxito que ha de ser colectivo".

"No pedimos ni esperamos más a cambio que encontrar responsabilidad, altura de miras y la defensa del interés general de nuestra comunidad", ha concluido.

En la inauguración de este encuentro también han participado la vicerrectora de Postgrado e Investigación de la UIMP, Pilar Cano; la secretaria general de la Consejería de Sanidad, Begoña del Río, y los directores del curso, el catedrático de la Universidad de Cantabria, Jorge Tomillo, y el jefe del Servicio Asesoramiento Jurídico de la Consejería de Sanidad, Joaquín Cayón.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies