Los campos de lavanda de Brihuega duplican el turismo de asiáticos y europeos en el municipio

Campo de lavanda
EUROPA PRESS
Publicado 15/08/2018 15:15:37CET

GUADALAJARA, 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

El paisaje púrpura que adoptan los campos de la lavanda durante la época estival en Brihuega (Guadalajara) y su entorno han atraído este verano miles de visitantes procedentes no sólo de distintos puntos de la geografía española sino de Europa, especialmente alemanes e ingleses, y también de fuera del continente, como los asiáticos, hasta conseguir duplicar el turismo con respecto al pasado año y el impacto económico.

El alcalde Brihuega, Luis Viejo, se siente tremendamente satisfecho de los resultados obtenidos y ha asegurado a Europa Press que ha sido "todo un éxito, que está repercutiendo no sólo en la localidad sino en la comarca y en la propia provincia".

En este sentido, y cuando los campos están a punto de perder ese color que los convierte en la Provenza briocense por el inicio de la siega, para su alcalde es un hecho que "los campos de lavanda se han convertido ya en la imagen de la provincia de Guadalajara".

Según Viejo, aunque la siembra de plantas aromáticas como esta no es algo que provenga de ahora sino de hace décadas, ha reconocido que ahora es una "apuesta clara" del Gobierno de Brihuega para promocionar su entorno, apuesta en la quiere incluir también el cuidado del patrimonio de la localidad alcarreña.

Pero además, para su alcalde, esto se ha conseguido también debido a la labor desarrollada en Fitur, con una presencia más individualizada junto al estand de Trillo, y cree que en el caso del turismo alemán, ha influido también la promoción realizada desde el Gobierno regional en la feria turística de Berlín.

"Todo suma y nuestra apuesta es clara, y pasa por recuperar el patrimonio, desarrollar turísticamente el municipio e incrementar nuestra oferta de servicios para que los turistas se queden más tiempo", ha apostillado Viejo, que ha añadido que dentro de esta apuesta está el deseo del alcalde de que, lo antes posible, la Real Fábrica de Paños de Brihuega "sea la hospedería que se pretende tener".

Ha explicado que tras su adquisición por parte del Ayuntamiento, las obras de la cubierta concluirán en breve, previsiblemente a primeros de septiembre; ya tienen aprobados los pliegos de lo que es la obra del 1,5 por ciento cultural, y cuando les llegue la resolución definitiva, se adjudicaran los trabajos.

Una fase que para Viejo es muy importante para dar visibilidad al edificio, pero también se prevé que para el próximo mes se pueda realizar la cesión de uso de este edificio a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha con el fin de que, por su parte, pueda iniciar el expediente y adjudicar las obras de la futura hospedería.

"Ese es el objetivo; nosotros hemos cumplido con nuestro compromiso que era la adquisición y esperamos que esto sea una realidad", ha apostillado.

Desde el Ayuntamiento briocense, su alcalde tiene claro que no se pueden promocionar los campos de lavanda si Brihuega no tiene servicios para ofrecer a los turistas y su patrimonio recuperado. Por ello quieren incrementar la oferta con el objetivo de que sus visitantes no sólo visiten un día el municipio para ver estas alfombras moradas sino que se queden más tiempo y visiten todos sus monumentos y el entorno.

En todo caso, para los más rezagados, aunque la cosecha ya ha comenzado en la comarca y los campos comienzan a perder ese color púrpura característico de lavanda, todavía hay zonas en las que va más retrasada.