Carlés (EAPN-CLM) alerta de que "ahora ser racista suena hasta patriótico"

Rescate de una patera en el Estrecho
SALVAMENTO MARÍTIMO
Actualizado 20/08/2018 18:45:25 CET

GUADALAJARA, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Red de Red europea de lucha contra la pobreza y la exclusión social en Castilla-la Mancha (EAPN-CLM), Braulio Carlés, ha pedido una "actitud equilibrada" por parte de las administraciones frente al problema de la inmigración, opinando que la solución no ha de pasar ni "por no acoger a nadie, como pretenden algunos; ni por acoger a todo el mundo", ya que "no hay capacidad" para asumir todo el flujo de entrada. Por ello, además, propone insistir en el trabajo en los países de origen.

En una entrevista con Europa Press, Carlés ha considerado además que el Gobierno de Pedro Sánchez está "poniendo cimientos para afrontar el problema", aunque ha alertado de que, si bien antes ser racista era algo "políticamente incorrecto", en los tiempo actuales "suena hasta patriótico". "Esto es algo que debe cuidarse mucho", ha señalado.

Según Carlés, la mayoría de la población migratoria que llega a este país no lo hace en pateras sino a través de cauces más "normalizados", y en todo caso, ha señalado que se trata de una cuestión que deben solucionar desde estamentos europeos, que deben "ser capaces de sentarse y buscar una solución seria". Según ha dicho, aunque "es verdad que está llegando más gente en cayucos" a territorio español, la situación socioeconómica ha mejorado, tras lo que ha negado que se trate de una avalancha.

PIDE A LA PATRONAL MÁS ESTABILIDAD EN EL EMPLEO

Carlés se ha sumado a los sindicatos de clase y ha pedido a los empresarios de la región que hagan lo posible para que sus trabajadores tengan salarios dignos y empleo más estable como una forma más de atajar la exclusión social tanto de inmigrantes como población autóctona.

El también responsable de la Asociación Católica de Migraciones (ACCEM) ha reconocido que la situación económica ha mejorado y cree que la asignatura pendiente es ahora una mejor empleabilidad. "Hemos pasado por un bache muy gordo, con grandes dificultades, pero se va superando", ha dicho convencido de que "no se puede pretender que una familia de cinco miembros afronte una hipoteca y mantener a su familia con 800 euros o menos", y de la necesidad de que esto cambie para "recuperar la dignidad que falta".

Se ha referido por último al descenso de usuarios del restaurante solidario de Cáritas en Guadalajara durante el verano, de unos 400 diarios a casi la mitad, unos 250, lo que atribuye tanto a que algunos colectivos de otros países aprovechan la temporada estival para trasladarse a sus lugares de origen.

Por último, Carlés, ha valorado el apoyo mostrado por el alcalde de Marchamalo, Rafael Esteban, al colectivo inmigrante con el dispositivo de emergencia puesto en marcha y que precisamente ha finalizado este lunes. De ellos, la mayoría se han marchado ya aunque hay algunos menores que se quedan aquí, al igual que algún caso que ha solicitado asilo político.