Municipios ribereños afirman que el último trasvase es legal "porque quienes hacen la ley, hacen la trampa"

Embalse, trasvase, riego, regadío, agua, canal, Tajo-Segura
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 13/04/2018 13:52:20CET

GUADALAJARA, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Municipios Ribereños de los embalses de Entrepeñas y Buendía han asegurado que el último trasvase del río Tajo al Segura se ajusta a la legalidad "porque quienes hacen la ley, hacen la trampa" y ha lamentado que se trate de enfrentar a dos comunidades autónomas "cuando el problema es con una industria privada representada por el Sindicato de Regantes y un Gobierno empeñado en favorecerla en detrimento de los embalses, su comarca, el río Tajo o el Mar Menor".

Según ha informado la Asociación en nota de prensa, el último trasvase "se ajusta a la ley siempre saltándose a la torera la Ley de Aguas y eso se ha convertido en el principal mantra de los trasvasistas, tanto los regantes del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo Segura (SCRATS) como los miembros del Gobierno o sus acólitos". "Lo que sí podríamos preguntarnos es si esas leyes son justas y si responden a los intereses de la nación o de una industria privada", ha añadido.

Esta organización se ha preguntado si "es normal que transcurra más agua por la tubería del trasvase que por el propio cauce del río Tajo. "Obviamente no, pero todo es legal gracias a un memorándum que fijó artificialmente la cantidad de 400 hectómetros cúbicos como límite trasvasable en función de los deseos y necesidades de los regantes del Trasvase, no de la cuenca cedente", ha continuado.

En este sentido, ha comentado que toda el agua por encima de esos 400 hectómetros cúbicos es legalmente excedentaria, pero la realidad dicta que es una injusticia. Asimismo, ha defendido que la ley indica que son prioritarios los usos de la cuenca cedente, pero otra ley indica cuál es la cantidad con la que se considera que pueden darse por satisfechos esos usos y ese límite lo han marcado los beneficiados del trasvase, no los perjudicados. "El zorro pastoreando las gallinas", ha lamentado el presidente de la Asociación, Francisco Pérez Torrecilla.

De igual forma, la Asociación de Municipios Ribereños ha criticado que, por otro lado, desde que se puso en marcha el trasvase "hectáreas y hectáreas de regadío se han ido añadiendo a las tierras empapadas de agua del Tajo". "Es difícil cuantificar cuántas, desde Ecologistas en Acción se denunciaron sólo el año pasado más de 1.000 nuevas hectáreas, pero creen que es sólo la punta del iceberg y que podrían estar añadiéndose cerca de 10.000", ha manifestado, reiterando que la Administración y la Confederación Hidrográfica del Segura "no sólo hacen oídos sordos, sino que legalizan la situación con cada nuevo plan de cuenca".

"El problema no es que falte agua en el Levante, el problema es que sobran regadíos", ha advertido Pérez Torrecilla, añadiendo que "en Cuenca y Guadalajara sabemos que el problema no es culpa de los murcianos o de los regantes tradicionales, que se ven arrinconados por las grandes empresas; sabemos que la situación es culpa de la avaricia de unos pocos y del Gobierno, tanto central como de Murcia, que se lo permite". "Cada vez son más las voces de apoyo que nos llegan desde Murcia, donde han visto caer un presidente autonómico y morir una joya como es el Mar Menor por culpa de los abusos de estos agricultores industriales", ha concluido.