UPA organiza una campaña a favor de la ganadería que comenzará el próximo miércoles con una manifestación en Madrid

Actualizado 05/05/2008 19:30:19 CET

Pide más ayuda económica por la subida de los precios, una ley de márgenes comerciales o más medidas fiscales, entre otras iniciativas

ALBACETE, 5 May. (EUROPA PRESS) -

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) anunció hoy que con la manifestación convocada para el próximo miércoles, 7 de mayo, en Madrid "arranca una gran campaña nacional con protestas políticas, legislativas y judiciales, para que el Gobierno central considere al sector agroalimentario como un sector estratégico".

En una rueda de prensa celebrada en Albacete, el secretario de UPA en Castilla-La Mancha, Julián Morcillo, explicó que la crisis que viene dándose a nivel europeo y español en el sector ganadero está motivada por el incremento de los precios de los cereales, y por consecuencia de los piensos, que se lleva produciendo durante los últimos cuatro años, sin que los productores puedan repercutir en el precio final de las canales.

Por ello, "los imputs" van sumiéndose día a día en una crisis y dando lugar al cierre de explotaciones ganaderas que afectan al ovino y caprino, granjas de conejos, o al vacuno, y en general a toda la cabaña que precisa de piensos para su alimentación.

La manifestación del miércoles partirá del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, en la Plaza de Atocha, y finalizará en la calle de Alcalá ante la sede del Ministerio de Economía y Hacienda.

Con esto, Morcillo animó a la participación de todos los ganaderos, y anunció que los ganaderos y ciudadanos que deseen asistir a la manifestación se pongan en contacto con la organización, que habilitará autobuses desde todas las provincias de Castilla-La Mancha.

RECOGIDA DE FIRMAS.

Otra medida alternativa será la recogida de firmas, para presentar ante el Parlamento una iniciativa popular para evitar los abusos hacia productores y consumidores por parte de los comercializadores, indicó Morcillo.

Campañas informativas, la identificación de canales nacionales, con el fin de que los consumidores sepan si compran o no productos nacionales y solicitar a la Fiscalía General del Estado una investigación sobre la política de fijación de precios y los márgenes comerciales de las grandes cadenas de distribución comercial completarán el cupo de acciones que llevará a cabo UPA.

De este modo, la organización agraria pretende plantear al Gobierno español que el sector agroalimentario sea considerado como un sector estratégico; reclamará una ley de márgenes comerciales; la implantación de un código de buenas prácticas comerciales o la elaboración de un choque y restauración integral de la ganadería.

Asimismo reclamará compensaciones sociales a los ganaderos que se vean obligados a abandonar su actividad; realizará campañas de promoción al consumo; pedirá ayudas directas, en función de los kilos de pienso consumido por explotación, así como que se incremente el IVA de compensación a la ganadería en 1,5 puntos.

Finalmente, promoverá un plan de apoyo a la ganadería extensiva y la puesta en marcha de medidas fiscales que adecuen la tributación a la caída real de la renta, entre otras iniciativas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies