Miquel Iceta reivindica el catalanismo para que Cataluña "vuelva a ser rica y plena"

377400.1.644.368.20171217144650
Vídeo de la noticia
Actualizado 17/12/2017 15:21:54 CET

   Defiende que la solución al independentismo es él y no "el giro a la derecha" de Cs

   BARCELONA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El candidato del PSC en las elecciones del 21-D, Miquel Iceta, ha reivindicado este domingo el catalanismo que encarna su candidatura para lograr que Catalunya "vuelva a ser rica y plena".

   Lo ha dicho ante las más de 5.000 personas que, según la organización, han asistido al mitin central de la campaña del PSC en el CCIB.

   También ha participado el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero; el líder del PSOE, Pedro Sánchez; la alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat, Núria Marín; la número 2 de la candidatura, Eva Granados; el líder del PSC en Barcelona, Jaume Collboni, y el exministro Josep Borrell.

   Iceta se ha comprometido a hacer "que vuelva el 'seny' y el catalanismo de toda la vida" tras una etapa que tacha de horrible por culpa del independentismo, y en la que el territorio y los ciudadanos se han empobrecido, según él.

   Iceta ha hecho suya la máxima catalanista de que 'Unidos ganamos, divididos perdemos' y ha reivindicado el catalanismo "basado en el trabajo bien hecho, los valores, la negociación, el pacto, los avances, el europeísmo y con la legítima voluntad de influir en la política española".

   Y ha pedido dejar atrás "el gran fracaso independentista que ha llevado a Catalunya al borde del precipicio" cambiando de rumbo y virando hacia la reconciliación y el cierre de heridas.

   Ha señalado que 3.000 empresas han trasladado su sede social y que 300.000 catalanes han retirado sus ahorros por el "miedo" que genera el independentismo, y ha prometido aportar estabilidad y tranquilidad.

   Si los independentistas vuelven a ganar el jueves, ha alertado, "significará menos empresas, menos empleo, menos Europa, más lío, más división y más caos".

   Por eso, ningún voto al PSC servirá para "prolongar el contrato a estos dirigentes independentistas que han llevado a Catalunya al borde del desastre".

   Con el PSC, "la Catalunya triunfante volverá a ser rica y plena", ha reivindicado parafraseando la primera estrofa del himno de 'Els Segadors', y ha añadido que se dejará la piel para que Catalunya se sienta cómoda y protagonista en España.

VOTO ÚTIL

   Y ha vuelto a reivindicar que el voto al PSC es el voto útil para todos los no independentistas que quieren un cambio progresista y que "vuelva el respeto y la reconciliación".

   De hecho, ha dicho que él es la solución al independentismo y no "el giro a la derecha" que implica la candidatura de Cs, a quien ha definido como la media naranja del PP.

   "Para que Catalunya gane y prospere, el voto que mejor garantiza eso es el del PSC y hacer a Miquel Iceta presidente porque la alternativa a Junqueras y Puigdemont soy yo", ha sentenciado.

   Iceta ha destacado que los electores tienen tres opciones: "Los que quieren la independencia y no saben cómo, los que no la quieren pero no ofrecen alternativas y los que no quieren la independencia pero ofrecen más autogobierno, mejor financiación y más políticas sociales", que es la opción del PSC, defiende.

   El socialista afirma que "la solución para Catalunya no es irse a la derecha" de la mano de Cs y el PP ni seguir con el proyecto independentista, sino iniciar un camino de reconciliación.

   Por eso, ha pedido "concentrar el máximo número de votos de izquierdas en el PSC para ofrecer una alternativa a la independencia que no sea la revancha ni la derecha" que, a su juicio, encarnan Cs y PP.

RIVERA, DEMÓCRATA "DE PACOTILLA"

   Iceta ha pedido concentrar el voto desde el máximo respeto al resto de candidatos: "Albert Rivera dice que, si no se le vota a él, es tirar el voto a la basura. ¡Menudo demócrata de pacotilla, porque todos los votos tienen dignidad!".

   "No queremos sustituir un monólogo por otro ni sustituir una apuesta aventurera por el retroceso o la marcha atrás", sino que los socialistas ofrecen más autogobierno y políticas sociales, y una mejor financiación.

   Y lo hace desde el catalanismo no independentista en el que espera aglutinar a todos los progresistas de izquierdas que, como él, están "hartos de la guerra de banderitas".