Núria Marín vincula la continuidad del MWC en Barcelona a "cómo se desarrolle" este año

La alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín, ha visitado el mercado de Collblanc
AYUNTAMIENTO DE L'HOSPITALET
Publicado 15/02/2018 9:30:09CET

   BARCELONA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), la socialista Núria Marín, ha advertido este jueves de que la continuidad del Mobile World Congress (MWC) en Barcelona "depende de cómo se desarrolle" la edición de este año.

   "Necesitamos que este MWC se desarrolle con la máxima normalidad y garantizar que las próximas ediciones estén en Barcelona y L'Hospitalet", ha defendido en una entrevista de TV3 recogida por Europa Press en la que ha destacado que las perspectivas para la edición de 2018 del congreso, que comienza el 26 de febrero, son muy positivas.

   L'Hospitalet acoge, además del MWC, varias ferias y eventos a lo largo del año que Marín ha situado en la estrategia de su Ayuntamiento para "generar riqueza para distribuirla y generar oportunidades y lugares de trabajo".

   Ha incluido en esos proyectos el Centro Europeo de Medicina Tradicional China, que calcula inaugurar "seguramente en un año" y que en otoño de este año comenzará a construirse en la ciudad.

   "En estos años de crisis económica muy larga y muy dura, a los que se ha sumado el proceso [soberanista], podíamos hacer dos cosas: estar paralizados y pendientes de lo que pasaba o sacar adelante proyectos", ha justificado.

GENERALITAT "PARALIZADA"

   Ha explicado que su consistorio sigue trabajando con la Generalitat "en cosas del día a día, pero en determinados aspectos la Generalitat está paralizada" por la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que ha pedido revertir con la investidura de un nuevo Govern.

   "Necesitamos consellers, un Govern y una Presidencia, y que este Govern gobierne mirando y deteniendo los intereses de los ciudadanos" en ámbitos como la educación y la sanidad.

VÍAS DE TREN

   Uno de los aspectos que ya cuenta con el beneplácito de la Generalitat es el soterramiento de las vías de tren que cruzan el municipio, pero cuya ejecución depende del Ministerio de Fomento: "Es la asignatura pendiente del Gobierno de España con la ciudad, que no se ha superado por inacción de este Gobierno", ha criticado.

   "Es un proyecto muy importante no sólo para L'Hospitalet sino para toda la red de Rodalies", y cuenta con el apoyo de todos los grupos municipales, la Cámara de Comercio de Barcelona y varias entidades, ha esgrimido.