Un nuevo objeto cósmico puede ser un planeta gigante recién nacido

Imagen infrarroja del binario y su compañero
C. GINSKI & SPHERE
Actualizado 09/05/2018 13:54:31 CET

   MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

   Astrónomos liderados por la Universidad de Leiden han encontrado casualmente un pequeño compañero alrededor de la joven estrella doble CS Cha, mientras observaban el disco de polvo del binario.

   El hallazgo, reportado en arXiv, se produjo con el instrumento SPHERE en el Very Large Telescope en Chile. Pronto publicarán sus hallazgos en un artículo aceptado por la revista Astronomy & Astrophysics.

   La estrella binaria CS Cha y su compañero especial se encuentran a unos seiscientos años luz de distancia de la Tierra en un área de formación estelar en la constelación del sur del Camaleón. La estrella doble tiene solo dos o tres millones de años de edad. Los investigadores querían estudiar la estrella para buscar un disco de polvo y planetas en formación.

   Durante su investigación sobre la estrella binaria, los astrónomos vieron un pequeño punto en el borde de sus imágenes. Los investigadores se sumergieron en los archivos del telescopio y descubrieron el punto, pero mucho más débil, también en fotografías de hace 19 años tomadas con el Telescopio Espacial Hubble y en fotografías de hace 11 años del Very Large Telescope. Gracias a las fotografías antiguas, los astrónomos pudieron demostrar que el compañero se mueve con el binario y permanecen juntos.

   No está claro cómo es el acompañante y cómo se formó. Los investigadores intentaron ajustar varios modelos en las observaciones, pero no dan una certeza del cien por ciento. El compañero puede ser una pequeña estrella enana marrón, pero también puede ser un gran súper Júpiter.

   El autor principal Christian Ginski (Observatorio de Leiden, Universidad de Leiden) explica: "La parte más emocionante es que la luz del compañero está altamente polarizada. Tal preferencia en la dirección de la polarización generalmente ocurre cuando la luz se dispersa en el camino. Sospechamos que el compañero está rodeado por su propio disco de polvo. La parte difícil es que el disco bloquea una gran parte de la luz y es por eso que apenas podemos determinar la masa del acompañante. Por lo tanto, podría ser una enana marrón, pero también una súper Júpiter en sus años de niño pequeño. Los modelos clásicos de formación de planetas no pueden ayudarnos".