Puig exige al Gobierno que pague ya los 1.500 millones de la liquidación de 2016

Ximo Puig
EUROPA PRESS
Actualizado 08/01/2018 16:58:48 CET

   VALÈNCIA, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

   

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha exigido este lunes al Gobierno que pague ya para que sean "una realidad" los 1.500 millones de euros correspondientes a la liquidación del sistema de financiación de 2016 y no en el mes de julio. "Son recursos que tiene el Estado y que son de los valencianos y sin ellos no podemos pagar a tiempo a proveedores ni a empresas", ha subrayado.

   Así lo ha indicado Puig en una comparecencia ante los medios de comunicación, tras la reunión de la comisión mixta de seguimiento de la reforma del sistema de financiación para analizar la situación actual después de que no se haya cumplido el compromiso del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de renovar el modelo en 2017.

   Tras el encuentro, en el que han participado los grupos parlamentarios, la Confederación Empresarial Valenciana, sindicatos, universidades y la Federación de Municipios, Puig ha criticado el "incumplimiento" de Rajoy con la reforma del sistema de financiación, que espera que se "subsane en las próximas semanas".

   "No se puede continuar en esa dinámica. Esto no es ganar tiempo como algunos dicen, sino perderlo para resolver el problema territorial de España, que no es solo Cataluña y la financiación es clave para solucionar los problemas de España", ha reivindicado.

   Además, el 'president' ha subrayado que no va a permitir "la amenaza" ni el "chantaje" del Gobierno de recortar a la Comunitat 353 millones de las entregas a cuenta de los recursos del sistema de financiación del ejercicio 2018. "Eso no puede ser la solución", ha subrayado.

   Por ello, ha remarcado que seguirá trabajando "en todos los ámbitos" para conseguir que se resuelva "el problema valenciano" porque no va a permitir recortes "de ningún tipo". A su juicio, ha considerado que sería "muy bueno" que este mes de enero y antes de cumplirse el aniversario de la Conferencia de Presidentes, "se tomara ya la decisión por parte del Gobierno de no perder el tiempo".

"IMPACTO DIRECTO EN LA VIDA DE LOS CIUDADANOS"

   Por su parte, la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha destacado la "unidad" de los diferentes miembros de la comisión en torno a esta reivindicación ya que ha subrayado que esta cuestión no es un tema únicamente numérico, sino que tiene un "impacto directo" en los servicios sociales y la vida de los ciudadanos.

   En este sentido, ha indicado que en los informes de los expertos se constata que en políticas de protección social la Comunitat se sitúa un 60% por debajo de las CCAA que más invierten y que el gasto público por alumno de las CCAA del norte de España supera al de la Comunitat en un 21,5%.

"DILATAR SU APROBACIÓN"

   El portavoz del Economía del grupo Parlamentario Popular en las Corts Rubén Ibáñez ha advertido de que el modelo de financiación que se ha planteado desde la Comunitat "podría dilatar su aprobación" ya que pretende una modificación de la Ley del IVA para que las comunidades puedan tener autonomía sobre algunos tramos, así como un cambio sobre los cupos vascos y navarros, lo que conllevaría "una importante modificación".

   Ibáñez ha añadido que según los expertos, al nuevo sistema habría que inyectarles 13.000 millones de euros, "algo que no sería posible sin aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE)".

   Por otro lado, ha afeado a Puig que hable "de chantaje" a la Comunitat "cuando la realidad es que cuando ha habido un PGE la Comunitat ha salido ganando". "Puig no cuenta que el año pasado cuando se aprobaron los PGE la Comunitat recibió 381 millones más de lo que tenían marcado en el Presupuesto de la Generalitat", ha subrayado.

"PROBLEMA POLÍTICO"

   Por su parte, el síndic del PSPV-PSOE en las Corts, Manolo Mata, ha señalado que se trata de "un problema político de primer orden" al que Rajoy, "con voluntad política, podría poner solución". Por ello, ha criticado su "negativa manifiesta a solucionar el problema", así como el "chantaje al que ahora pretende someternos una vez más el PP al asegurar que dispondremos de más recursos si les aprobamos su presupuesto". "Los valencianos no nos arrodillamos ni ante Rajoy ni ante nadie", ha incidido.

   Mata ha indicado que apuntado que "el dramatismo de los números es el de las personas que no tienen los recursos necesarios para disponer de una Sanidad, una Educación y unos Servicios Sociales de calidad" y ha incidido en que "cuando el PP habla de cifras y normaliza el recorte ahora en 353 millones de euros en las entregas a cuenta se olvida de que detrás de cada uno de esos euros hay personas".

   En similares términos se ha pronunciado el secretario general de Podem en la Comunitat, Antonio Estañ, para quien el problema es "político" y, por tanto, la respuesta debe ser "política". "El Estado podría resolver esto desde ya, pero parece que hasta que no tenga el tema catalán no tomará decisiones y debemos ser capaces de romperles el ritmo y salir de este 'impass' al que quieren arrastrarnos", ha remarcado.

   Desde Compromís, su portavoz en la cámara valenciana, Fran Ferri, ha resumido la gestión de Rajoy en "chantajes, incumplimientos y excusas" y ha subrayado que ya no van a permitir "más excusas ni tolerar más chantajes al pueblo valenciano". "Al PP solo le preocupa la silla de Rajoy mientras a nosotros nos preocupa la discriminación que sufren los valencianos", ha reivindicado.

   Por ello, ha asegurado que la coalición apoyará las movilizaciones sociales o acciones políticas que se tomen para mejorar el sistema de financiación.

"NO HABRÁ SISTEMA EN 2018"

   Por su parte, el diputado autonómico de Ciudadanos (Cs) en las Corts Toni Woodward ha considerado que en 2018, "lamentablemente, no habrá nuevo modelo de financiación autonómica para la Comunitat Valenciana" ya que considera que "son demasiadas las cosas que tienen que modificarse y diecisiete las comunidades autónomas que quieren aportar sus ideas".

   Woodward ha criticado el "cinismo" de partidos como PP, PSOE y Podemos que defienden un nuevo sistema de financiación "pero no apoyan iniciativas como la de recalcular el cupo vasco en el Congreso de los Diputados" y ha lamentado el incumplimiento de Rajoy con la reforma de la financiación, cuya propuesta ha caído "en saco roto" porque "no se ha avanzado nada a lo largo de los últimos meses", ha reprobado.

   Desde CCOO y UGT no descartan volver a llevar a cabo movilizaciones si no llegan las soluciones, mientras que desde la CEV, su presidente Salvador Navarro, ha remarcado que seguirán trabajando para que acabe "esta discriminación" a los valencianos.