La central de Garoña pierde 90 millones hasta septiembre al provisionar "costes de desmantelamiento"

Sistema de aire de la central nuclear de Santa María de Garoña
Foto: PEDRO CANTERO SANCHO
Actualizado 11/11/2014 13:41:43 CET

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El operador de la central nuclear de Santa María de Garoña, Nuclenor, registró unas pérdidas de 90 millones de euros en los nueve primeros meses del año debido a la necesidad de provisionar "costes de desmantelamiento", según se desprende de la información remitida por Endesa al mercado como parte de su OPV.

   En concreto, Endesa informa de una pérdida de 45 millones hasta septiembre por su participación del 50% en Nuclenor, en la que comparte capital con Iberdrola, y explica que estos resultados "incluyen la actualización de la provisión de costes de desmantelamiento de la central teniendo en consideración que se están produciendo retrasos en dichos trabajos por estar a la espera de la decisión final" sobre su "posible continuidad".

   Además de estos costes de desmantelamiento, Nuclenor ha realizado una provisión por valor de 18 millones para hacer frente a la sanción impuesta por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en julio por la reducción de capacidad de producción en diciembre de 2012.

   El resultado negativo de Nuclenor ha sido anotado en el epígrafe de sociedades contabilizadas por el método de participación, en el que Endesa registró una pérdida de 65 millones, frente a 39 millones positivos en el mismo periodo del ejercicio anterior, debido a estas provisiones y a las de Elcogás.

   Endesa, que participa en siete de los ocho reactores nucleares españoles y que suma una potencia de 3.687 megavatios (MW) en esta actividad, ingresó en 2013 un total de 965 millones por la venta de electricidad de todas sus tecnologías, lo que supone un descenso del 24% provocado por la falta de actividad de Garoña.

50 AÑOS DE VIDA ÚTIL.

   Pese a las provisiones de costes de desmantelamiento de la central burgalesa, la compañía ha modificado a partir del 1 de octubre de este año con "efecto prospectivo" la vida útil de sus centrales nucleares, que pasa a ser de 50 de años.

   También en la información remitida al mercado la eléctrica explica que tiene suscrito un seguro de responsabilidad en materia nuclear por valor de hasta 700 millones, que se suma a un seguro por daños propios suscrito por cada central por 1.160 millones para cada grupo generador.

ELCOGÁS.

   En el caso de la central ciudarrealeña de Elcogás, Endesa también han contemplado una provisión de 51 millones de euros por el coste estimado del cierre del complejo antes de que concluya 2014.

   Esta central, en la que cuenta con una participación del 40,99%, se encuentra en una situación de "inviabilidad económica" después de que finalizase su contribución al mecanismo de restricciones por garantía de suministro, contemplado en el llamado 'decreto del carbón' para incentivar la quema del mineral autóctono.

162 MILLONES PARA CIERRES.

   Endesa provisionó además entre enero y septiembre 96 millones para el desmantelamiento de las centrales de carbón de Compostilla 3, 4 y 5, así como de las de Teruel 1, 2 Y 3.

   Esta partida, sumada a los 51 millones para el cierre de Elcogás y a otros conceptos, eleva a 162 millones las provisiones de las que se ha dotado la compañían en los nueve primeros meses del año para el desmantelamiento de centrales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies