Santander UK y el resto de grandes bancos superan los test de estrés del Banco de Inglaterra

Contador
Banco de Inglaterra BoE
REUTERS
Publicado 28/11/2017 12:25:24CET

Barclays y RBS, las entidades con capitalización más débil

LONDRES, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los siete grandes bancos de Reino Unido (Santander UK, Royal Bank of Scotland, HSBC, Barclays, Lloyds, Nationwide y Standard Chartered.) han superado las pruebas de estrés a los que el Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés) les somete anualmente para determinar la resiliencia del sector a un escenario adverso e incluso ante un 'Brexit desordenado', el peor marco considerado por la entidad.

"El test de estrés de 2017 muestra que el sistema bancario de Reino Unido tiene capacidad de resistir a profundas recesiones simultáneas, grandes caídas en los precios de los activos o a un shock por los costes de una mala conducta", señala el BoE, que apunta que se trata de la primera vez desde 2014 --año en el que se introdujo esta prueba-- en la que todos los bancos han aprobado y ninguno necesita fortalecer su capital.

Estas pruebas están diseñadas para garantizar que los bancos tengan herramientas adecuadas, como una suficiente liquidez o una posición de capital relativamente sólida, para sortear una 'tormenta' en la economía. De hecho, el instituto emisor, que endureció sus pruebas para garantizar la estabilidad de la banca tras el Brexit, utiliza escenarios en los que establece grandes colapsos de diferentes clases de activos y un fuerte empeoramiento de las condiciones económicas.

Según apunta el BoE, se incluye una caída del 50% del precio de las acciones de Estados Unidos, un aumento del desempleo en Reino Unido al 9,5%, un incremento de los tipos de interés al 4% o una caída del 33% del precio de la vivienda en el país y, así, concluyó que las entidades podrían hacer frente a pérdidas de hasta 50.000 millones de libras (55.942 millones de euros) y continuar sirviendo a la economía real

Esta escala de pérdidas en relación a sus activos habría "aniquilado" la base del capital social común del sistema bancario de Reino Unido hace diez años, mientras que ahora se muestra que se pueden absorber dentro de los márgenes de capital que los bancos tienen sobre sus requisitos mínimos.

BARCLAYS Y RBS, MÁS AJUSTADAS

Así, el BoE, que sostiene que todas las entidades más grandes de Reino Unido pasaron las pruebas de estrés basadas en sus ratios de capital actuales, dijo que RBS y Barclays habrían tenido que tomar medidas en caso de que el test se hubiera basado en las posiciones de capital de finales de 2016.

"Con base en las posiciones de capital a finales de 2016, Barclays y RBS no cumplieron con los puntos de referencia sistémicos de ratio de capital CET1. Barclays también cayó marginalmente por debajo de su punto sistémico de referencia de coeficientes de apalancamiento Tier 1", asevera el banco central presidido por Mark Carney.

"Sin embargo, ambas entidades han mejorado significativamente sus posiciones de capital desde finales del año pasado", subraya, al tiempo que explica que si la prueba se ejecuta sobre la base de las últimas posiciones de capital, sí que cumplen con los índices de referencia.

Además, el Comité de Política Financiera asegura que el sistema bancario podría continuar ofreciendo apoyo a la economía real incluso en caso de un 'Brexit desordenado', si bien, si a una salida 'dura' de la Unión Europea se le une una recesión global, el escenario podría ser bien diferente. "La combinación de un Brexit desordenado y una severa recesión mundial podría resultar en una situación más severa que la asumida en la prueba de estrés", dijo el banco.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies