Economía/Laboral.- El PP rechaza en el Congreso dar marcha atrás en las condiciones de acceso al Plan Prepara

Parado, Paro, Desempleo
EUROPA PRESS
Publicado 17/12/2013 17:47:29CET

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

El PP ha rechazado este martes en el Pleno del Congreso aceptar a trámite la proposición de ley presentada por el PSOE para recuperar los términos del programa Prepara como los aprobó el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, derogando los cambios en el acceso aprobados por el Ejecutivo 'popular' en agosto de 2012, y para mantener su vigencia de forma indefinida mientras la tasa de desempleo no baje del 15%.

En concreto, la iniciativa propone "amparar" con este programa a todos los parados sin prestaciones, con independencia del tiempo que lleven sin trabajo o de sus responsabilidades familiares. Si el Prepara es el único recurso de la familia o si el solicitante tiene a su cargo al menos a tres familiares (cónyuge, hijos menores de 26 años, mayores con una discapacidad igual o superior al 33% o menores acogidos) que carezcan de rentas propias superiores al 75% del Salario Mínimo, la ayuda sería equivalente al 100% del IPREM (532,51 euros).

Frente al apoyo de todos los grupos de la oposición a la tramitación de esta iniciativa, la 'popular' María Jesús Bonilla ha asegurado que el Gobierno "cree profundamente" en el Prepara y ha justificado su rechazo a la iniciativa del PSOE en que "no se puede desvirtuar" el origen del programa, que es "ayudar a encontrar un puesto de trabajo" a los parados sin prestaciones.

"Es lógico que este tipo de políticas esté regulado por unos requisitos, con derechos y obligaciones", ha añadido, asegurando que el cambio de requisitos se realizó tras "una profunda evaluación" de su eficacia hasta el verano de 2012, de la que se extrajeron dos conclusiones: que había que destinar los recursos "limitados" del Estado a las "necesidades más auténticas y graves", y que había que mejorar la coordinación con las comunidades autónomas.

Además, ha recordado que el Gobierno ha puesto en marcha un "nuevo modelo" de Políticas Activas de Empleo, basado en "un nuevo marco de financiación, ejecución, control y evaluación" con la empleabilidad de los jóvenes, la de otros colectivos, la mejora de la calidad de la formación profesional para el empleo, y la optimización de la vinculación entre políticas activas y pasivas como objetivos estratégicos.

"Lo ideal sería que hoy no tuviéramos que hablar del Prepara porque no tuviéramos esta gravísima situación de desempleo. O que tuviéramos más recursos para llegar donde la gente más lo necesita. Pero como los recursos son limitados hay que ser tremendamente sensatos. El Gobierno ha redefinido este programa para hacerlo más justo, llegar donde las personas más lo necesitan y apostar por que la recualificación sea la idónea para que puedan acceder a un puesto de trabajo estable", ha concluido.

EXCLUSIÓN "MASIVA"

La portavoz socialista de Empleo, Concha Gutiérrez, ha defendido que la iniciativa es "oportuna, necesaria y urgente" porque la situación de los parados de larga duración "ha empeorado sustancialmente con las medidas del PP", que han provocado más contratos a tiempo parcial y una caída de la protección por desempleo, a la vez que se "recortan" las Políticas Activas de Empleo y los recursos para formación y recualificación.

"El objetivo fundamental es recuperar a miles de personas a las que la nueva regulación expulsó como beneficiarios, negándoles oportunidades y mejora de su empleabilidad", ha añadido, cifrando esa caída de beneficiarios en unos 300.000, desde los 520.000 que había en agosto de 2012 hasta los apenas 220.000 que hay actualmente.

Además, la diputada ha rechazado que las condiciones que se exigen en este momento hacen que sólo puedan acceder al programa "trabajadores con empleo estable que lo han perdido, excluyendo así a la inmensa mayoría de jóvenes y trabajadores con contratos temporales". "Ha habido una masiva exclusión de beneficiarios, y el riesgo de exclusión social en nuestro país es insoportable", ha insistido.

Por la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Joan Coscubiela ha criticado que las medidas que el PP ha aprobado desde que llegó al Gobierno han llevado a un empeoramiento de los ya "espantosos" datos de paro y a una "renuncia" de las Políticas Activas de Empleo. Por eso, ha defendido una iniciativa que "incide en uno de los agujeros negros" en materia laboral, como es la reducción de las prestaciones.

Además, ha criticado el "recorte drástico" aplicado en el Plan Prepara, que según sus datos ha pasado de tener 220.000 beneficiarios en julio de 2012 a 56.000 en octubre de este año (-74%), y que se caracteriza por "oscurantismo, falta de balance y de datos de inserción, recortes de derechos y menos gasto para quienes más lo necesitan".

El portavoz económico de UPyD, Álvaro Anchuelo, ha recordado que se sigue destruyendo empleo y que la caída del paro se debe a una pérdida de población activa. "A veces la propaganda del Gobierno pretende hacer creer que lo peor ya ha pasado", ha añadido, pronosticando que este "drama" se prolongará en el tiempo y cada vez más ciudadanos perderán sus prestaciones.

Frente a eso, el Gobierno ha "agravado" esta pérdida de cobertura y ha reducido las Políticas Activas de Empleo. Por eso, esta iniciativa para "suavizar" algunas de las "insuficiencias" del Prepara es positiva, aunque tampoco es bastante, ya que hace falta mejorar también los aspectos de recualificación del programa o su duración.

xxxx

Carles Campuzano, de CiU, ha respaldado la necesidad de ampliar la protección social de quienes se quedan sin prestaciones o subsidios, y ha recordado que si el Gobierno central no lo hace son las comunidades y ayuntamientos las que acaban ocupándose de ello, pese a no tener capacidad por sus obligaciones de austeridad.

"¿Y cómo garantizamos ingresos básicos para cientos de miles de familias, para que no sigan dependiendo de ayudas? Porque vamos a convivir durante un periodo largo de tiempo con tasas de paro superiores al 20%, a no ser que cambiemos de política económica", se ha preguntado, reclamando que la generación de empleo sea la prioridad del Ejecutivo en el corto plazo.

El portavoz de Empleo del PNV, Emilio Olabarria, ha recordado el "contexto difícil" del déficit en la Seguridad Social y la coyuntura general de la economía, pero ha señalado que su formación "nunca diría que no" a una propuesta avalada por el Consejo Económico y Social (CES), que reconoce al Prepara una eficacia superior al 50% en la recolocación de parados.

"Nunca he sabido por qué se han limitado las aportaciones presupuestarias (-43% de 2012 a 2014) para un plan que funciona, sobre todo para el colectivo juvenil", ha insistido, reclamando que se puedan beneficiar de esta ayuda todos los parados sin prestaciones.

Por ERC, Joan Tardà ha expresado su "desazón" y "gran indignación" por la negativa de los 'populares' a tramitar una norma "muy necesaria", y ha advertido del "deterioro" que se está causando "una y otra vez" en la "última red" que tienen los trabajadores en paro para reinsertarse en el mercado laboral, criticando también que la vigencia de la ayuda sólo se mantenga seis meses.

Ana Oramas (CC-NC) cree que sería una "insensatez y un ejercicio de irresponsabilidad" no aceptar siquiera la tramitación de la proposición, y ha defendido que el Gobierno tiene "margen para dar refugio a quienes demandan desesperadamente un apoyo para sobrevivir".

Durante el debate, los diferentes portavoces también han aprovechado para criticar la modificación del Gobierno, introducida como una enmienda del Senado a los Presupuestos, en el acceso al Fogasa para las empresas de menos de 25 trabajadores, advirtiendo de su posible inconstitucionalidad y reclamando su retirada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies