Hacienda y sindicatos fijan el calendario de negociación sobre funcionarios y se dan de plazo este mes

Montoro en la firma del acuerdo sanitario de Muface
EUROPA PRESS
Publicado 12/02/2018 21:03:02CET

Ven un "cambio de actitud" por parte del Gobierno

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Hacienda y Función Pública y los sindicatos más representativos del sector público (CC.OO., UGT y CSIF) se han reunido de nuevo para fijar las materias objeto de negociación sobre los empleados públicos y el posible calendario de reuniones para tratar sobre salarios, empleo y negociación colectiva, con el 1 de marzo como fecha límite para alcanzar un acuerdo sobre sueldos, empleo público y condiciones laborales de los funcionarios.

El encuentro que los sindicatos han mantenido con la secretaria de Estado de Función Pública, Elena Collado, ha supuesto un primer intercambio de impresiones en el que se ha determinado continuar con las reuniones a lo largo de todo el mes de febrero, según han explicado fuentes de UGT a Europa Press.

En concreto, se ha establecido que las negociaciones discurran en tres ciclos distintos: uno sobre empleo y la estabilidad del mismo, otro sobre negociación colectiva y condiciones de trabajo y un tercero sobre retribuciones de los empleados, según ha indicado el coordinador del área pública de CCOO, Pepe Fernández. Así, Hacienda y sindicatos se volverán a reunir el próximo lunes y, a partir de entonces, tendrán lugar estas tres reuniones por ciclos, que culminarán -o no-- con un acuerdo.

Los sindicatos han trasladado a Collado la necesidad de que los empleados públicos recuperen el poder adquisitivo perdido, de devolver la capacidad de negociación colectiva a las Comunidades Autónomas y ayuntamientos y de avanzar en un nuevo acuerdo de estabilidad para el empleo.

Desde CCOO han valorado "cierto cambio de actitud" por parte de Hacienda, propiciado, en su opinión, por el desacuerdo manifestado por lo sindicatos en las mesas de negociación, el "desencuentro grave" que los empleados públicos tienen con el Gobierno y "la capacidad demostrada en las movilizaciones".

Por su parte, CSIF ha celebrado que, por primera vez, se ha puesto de manera oficial sobre la mesa la recuperación de la jornada de 35 horas y la eliminación de los descuentos por baja médica, como había reclamado el sindicato, así como la necesidad de incluir fondos adicionales para la equiparación salarial de la Administración General del Estado.

LA PROPUESTA DE HACIENDA

Montoro se comprometió en su reunión con sindicatos el pasado lunes a no abandonar la negociación, tanto si se presentan los PGE como si no. En este último caso, garantizó que no habrá congelación salarial y que se aprobaría una oferta pública de empleo para 2018 por la vía de real decreto. Además, subirá el sueldo a los funcionarios públicos y presentará una oferta de empleo en la que, por primera vez desde que comenzó la crisis, se podría volverá a crear empleo neto, más allá de la cobertura de las bajas por jubilación, y se recuperen parte de los 200.000 empleos perdidos durante la crisis, según señaló el presidente de CSIF, Miguel Borra.

De momento, Hacienda ha mantenido su propuesta de subir los sueldos públicos entre un mínimo del 5,25% y un máximo del 8% para los tres próximos años. El departamento de Cristóbal Montoro lleva meses en negociaciones con los sindicatos para la actualización de las condiciones laborales de los funcionarios y de los trabajadores del sector público, en el marco de los trabajos para la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para este año, si bien quedaron paralizadas desde finales de septiembre por la situación política en Cataluña ante el desafío independentista.

En detalle, el incremento que ofreció Hacienda contempla una subida fija del 1,5% para 2018, del 1,75% para 2019 y del 2% para 2020, a la que se sumaría otra parte variable ligada a la evolución de la economía española.

Esta parte variable podría aportar, si se cumple la previsión de crecimiento del Gobierno, un alza adicional del 0,25% en 2018, del 0,5% en 2019 y otro 0,5% en 2020. En el caso de que se superase en cuatro décimas la previsión del PIB, la subida adicional sería del 0,5% en 2018 y otro 0,75% en 2019 y en 2020. En la práctica, el salario de los funcionarios podría subir un máximo del 2% este año, un 2,5% en 2019 y un 2,75% en 2019.