El Eurogrupo declara "prioritario" reducir la presión fiscal sobre el trabajo

Publicado 07/07/2014 19:43:28CET

España, Italia y Holanda presentan sus planes de reforma tributaria

BRUSELAS, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Eurogrupo ha declarado este lunes "prioritario" reducir la presión fiscal sobre el trabajo con el fin de mejorar la competitividad e impulsar el crecimiento y la creación de empleo y ha pedido a los Gobiernos nacionales hacer "más esfuerzos" en este sentido.

Durante el debate, el ministro de Economía, Luis de Guindos, y sus homólogos de Italia y Holanda han presentado al resto de sus colegas las medidas aprobadas en sus respectivos países para disminuir la carga fiscal sobre el trabajo. Guindos ha defendido en particular la tarifa plana de 100 euros a la seguridad social para nuevos contratos indefinidos y la reducción del IRPF a partir de 2015.

Tanto el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, como el comisario de Asuntos Económicos, Siim Kallas, han eludido valorar este lunes la reforma tributaria española. "Aunque varios Estados miembros han realizado o están realizando reformas para afrontar la elevada presión fiscal sobre el trabajo, el Eurogrupo es consciente de que se necesitan más esfuerzos", señalan las conclusiones aprobadas al término de la reunión.

"La carga fiscal sobre el trabajo en los Estados miembros de la eurozona está entre las más altas del mundo", alerta el Eurogrupo, que denuncia que "una elevada carga fiscal sobre el empleo es un obstáculo al objetivo de apoyar la actividad económica y aumentar el empleo".

De hecho, Bruselas ha pedido en sus recomendaciones de política económica a 11 Estados miembros que reduzcan los impuestos sobre el trabajo. Se trata, además de España, de Austria, Bélgica, Estonia, Francia, Alemania, Italia, Letonia, Luxemburgo, Holanda y Portugal.

"El Eurogrupo reafirma que reducir la presión fiscal sobre el trabajo es una prioridad política clara. Los ministros están determinados a hacer avanzar este trabajo, manteniendo la estrategia acordada de consolidación fiscal compatible con el crecimiento", señalan las conclusiones.

En este sentido, los ministros han resaltado que cualquier reducción de ingresos debe compensarse. Esto puede lograrse, preferiblemente, mediante recortes de gasto o trasladando la carga fiscal a fuentes de ingresos que perjudiquen menos al crecimiento "como los impuestos al consumo, los impuestos recurrentes sobre la propiedad y las tasas medioambientales".

El Eurogrupo volverá a examinar esta cuestión en su reunión de septiembre con el fin de acordar principios comunes a partir de las mejores experiencias identificadas por la Comisión. También tendrá en cuenta la reducción de impuestos sobre el trabajo cuando analice los planes presupuestarios de los Estados miembros en otoño y proseguirá el seguimiento de esta cuestión en primavera de 2015.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies