Zapatero asegura que no tiene intención de subir impuestos y que, si se hace, será de forma "moderada"

Actualizado 02/07/2009 11:55:27 CET

Adelanta que el Gobierno conseguirá un acuerdo social "positivo" en un breve espacio de tiempo

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró hoy que el Ejecutivo no tiene "ninguna intención" de subir los impuestos y que, si finalmente hay que tomar alguna medida concreta, será de forma "coyuntural y moderada".

Así lo puso de manifiesto Zapatero en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, en las que recordó que el Gobierno socialista ha bajado los impuestos en 20.000 millones de euros (2% del PIB), gracias a la supresión de Patrimonio, a la bajada del IRPF y al recorte de Sociedades.

Asimismo, aseguró que España cuenta con una de las presiones fiscales más baja de toda la UE, ya que está siete puntos por debajo de la media europea y entre siete y ocho puntos por debajo de la de Alemania o Francia.

"Lo que hemos hecho es bajar impuestos siempre", subrayó, tras acusar al PP de subir los tributos y llamarlo "actualización" de cara a la galería y recordar que la subida de los impuestos de la gasolina y el tabaco tiene además una función de política energética y de salud.

El jefe del Ejecutivo aseguró que su Gobierno no tomará una decisión que haga que la presión fiscal vuelva a aquellos tiempos en los que superaba el 34%. "A veces es llamativo que se olviden de los impuestos que hemos bajado", denunció.

Zapatero recordó que la atonía de la situación económica y la recesión han obligado al Gobierno a hacer un esfuerzo de inversión pública que ha llevado a las cuentas del estado a los números rojos, pero aseguró que el Gobierno presentará un plan de consolidación fiscal para hacer que el déficit vuelva en el año 2012 a los niveles que exige el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

En este sentido, afirmó que al Gobierno socialista le avalan cuatro años consecutivos de superávit en la primera legislatura, cuando la economía se encontraba en unas circunstancias más normales. "Hay antecedentes que nos avalan en la idea de volver al equilibrio" añadió.

Asimismo, aseguró que la gran lección que se aprendió en los años treinta fue que, en épocas de crisis, hay que realizar grandes esfuerzos de estímulo, ya que las políticas restrictivas agudizan la depresión y retrasan la recuperación.

En otro orden de cosas y preguntado por la evolución del diálogo social, Zapatero aseguró que este proceso avanza y tiene "muy buena salud", al tiempo que recordó que el Ejecutivo trabaja por un gran acuerdo social que se conseguirá en un breve espacio de tiempo y que será positivo para la sociedad española.

Sobre la posibilidad de tomar alguna medida "impopular" para hacer frente a la crisis, el presidente aseguró que "si hay que tomarlas se tomarán", pero aseguró que sus compromisos esenciales se mantendrán en el futuro: la cohesión y la política social.

ACUERDOS CON LOS GRUPOS.

En cuanto a la posibilidad de alcanzar un gran pacto de estado con los partidos políticos, Zapatero se limitó a recordar que el Gobierno ha llegado a numerosos acuerdos con el PP y con otros grupos en algunas materias, como las medidas financieras.

Sin embargo, consideró "difícil" la posibilidad de alcanzar un gran acuerdo si lo que pretenden algunos es acometer una reforma laboral que permita abaratar el despido. "Es un punto donde no podemos ponernos de acuerdo", añadió.

Aún así, consideró "bueno" el poder llegar acuerdos con el principal partido de la oposición y aseguró que intentará alcanzarlo en otras materias en el futuro. "Lo voy a intentar porque creo que es positivo y porque es mi obligación intentarlo", subrayó.

ALGÚN ELEMENTO POSITIVO.

Sobre la situación en general, reiteró que hay algún elemento positivo en el panorama económico y aseguró que si el contexto internacional es favorable y si la sociedad recupera la confianza seguramente los datos mejorarán las cifras del Ejecutivo en el futuro.

Sin embargo, consideró que lo importante ahora no es hablar de previsiones, sino lograr el acuerdo social, acelerar las medidas económicas y mantener el esfuerzo en la inversión pública para que pueda tomar el relevo de la inversión privada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies