La economía de la zona euro se estabilizó en agosto y apunta hacia la recuperación, según el índice PMI

Actualizado 21/08/2009 16:02:56 CET

MADRID, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

La economía de la zona euro se estabilizó en agosto, gracias a un fuerte retroceso en la ralentización del sector servicios y a la primera subida de la producción en el sector manufacturero en quince meses, con lo que apunta a un mayor crecimiento en el tercer trimestre, según el índice PMI que publica Markit.

Así, el avance del Indice Compuesto de la Actividad Total de la zona euro aumentó hasta 50.0, desde los 47 puntos en julio. Esto puso fin a una secuencia de catorce meses por debajo de esa marca.

La producción manufacturera aumentó, aunque sólo de forma moderada, por primera vez desde mayo de 2008. Después de crecer hasta el nivel máximo en su historia, el Índice de Actividad de Servicios registró sus datos más elevados en la secuencia de quince meses actual de contracción y sólo indicaba un ligero descenso en la actividad.

En agosto, el ritmo de contracción de nuevos pedidos continuó moderándose y fue el menor en quince meses. Los nuevos pedidos de fabricantes aumentaron ligeramente por primera vez desde marzo de 2008, mientras el descenso de nuevos pedidos del sector servicios fue sólo modesto y el menor en doce meses. La tendencia de nuevos pedidos para exportaciones también indicó signos de recuperación potencial, y el nivel de nuevos pedidos para exportaciones a fabricantes se mantuvo en general estable en agosto.

De cara al futuro, la confianza en el sector servicios mejoró de nuevo, hasta registrar un máximo de 28 meses, y los fabricantes continuaron reduciendo inventarios a un ritmo históricamente rápido. Posteriormente, el ratio de nuevos pedidos respecto a inventarios cíclicamente sensible aumentó hasta un máximo de dos años y medio.

SE AMINORAN LAS PÉRDIDAS DE EMPLEO.

La mejora de las previsiones provocó un retroceso en el ritmo de pérdidas de empleo en agosto. Después de la ralentización hasta niveles máximos en la historia del estudio, el ritmo de descenso del empleo fue el menor registrado desde el pasado octubre. Los ritmos de descenso fueron los más bajos en diez y en nueve meses, respectivamente, para el sector manufacturero y el sector servicios. El ritmo de recorte de empleo permaneció mucho más severo en el sector manufacturero.

En agosto, el ritmo de descenso en los costes de compras se ralentizó hasta alcanzar el menor ritmo en nueve meses. Las presiones deflacionistas se moderaron tanto en el sector manufacturero como en el sector servicios, con la reducción más lenta en los costes a los proveedores de servicios.

Asimismo, los precios cobrados cayeron al menor ritmo pronunciado en 2009 hasta la fecha, pero todavía en mayor medida que los precios de compras. Las empresas continuaron respaldando los esfuerzos para estimular las ventas mediante descuentos en los precios.

Rob Dobson, economista senior de Markit, considera que los datos del PMI reflejan que "la ralentización sin precedentes ha venido seguida de una rápida recuperación histórica que posiciona la zona euro para desarrollar el crecimiento del PIB en el tercer trimestre".

No obstante, estima que las crecientes pérdidas de empleo y la continua necesidad de descuentos generalizados y elevados en los precios "sigue siendo una preocupación en el futuro, puesto que se necesita una recuperación sostenida de la demanda si la recuperación emergente tiene que lograr aceptación".

"Las previsiones cada vez son más positivas, sin embargo, aunque la reducción del mercado laboral se moderó de nuevo en agosto, el ciclo de inventario sigue siendo alentador y de confianza para los proveedores de servicios hasta un máximo de 28 meses", concluye.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies