La OCDE pide al BCE estímulos monetarios "más vigorosos" y alerta de la baja inflación en la eurozona

Actualizado 16/09/2014 10:14:36 CET

La Organización insta los países europeos ha utilizar la flexibilidad que permiten los tratados fiscales de la UE

   PARÍS, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha reclamado al Banco Central Europeo (BCE) que ponga en marcha estímulos monetarios "más vigorosos" y ha alertado de que la posibilidad de que persista la baja inflación y la débil demanda es "un riesgo clave" para la eurozona.

   En la actualización de su informe sobre la economía mundial publicado en mayo, la OCDE celebra las medidas adoptadas en la reunión de septiembre por la institución europea, pero cree que nuevas medidas, incluido un programa de compra de deuda, son necesarias.

   La Organización recalca que la debilidad estructural del sistema bancario de la eurozona ha dificultado la eficacia del alivio de la política monetaria como un medio para apoyar la demanda.

   En este contexto, considera que finalizar la unión bancaria y una evaluación creíble de los bancos ayudará a reparar el mecanismo de transmisión de la política monetaria, haciendo las medidas de estímulo más eficaces.

   Tras el constante descenso de la inflación de la eurozona durante casi tres años, la OCDE espera que vuelva a repuntar y converja gradualmente con el objetivo de la OCDE. Sin embargo, agrega que la sucesión de sorpresas negativas ha elevado los riesgos de que siga siendo baja durante un periodo más largo de lo previsto o incluso siga bajando.

   En este sentido, advierte de que la baja inflación hace más difícil lograr el relativo ajuste de precios que sigue siendo necesario para reequilibrar la demanda de la eurozona sin tener que sufrir un periodo prolongado de lento crecimiento y un alto desempleo.

   "Una inflación cercana a cero eleva claramente los riesgos de una caída en deflación, lo que podría perpetuar el estancamiento y agravar la carga de la deuda", alerta la organización con sede en París en su nuevo informe.

   Por ello, dada la debilidad de la demanda, cree que los países europeos deben usar el grado de flexibilidad que permiten las reglas fiscales de la unión europea después de los considerables "esfuerzos realizados" en materia de consolidación fiscal.

RECUPERACIÓN "DECEPCIONANTE"

   La OCDE considera que la recuperación en la eurozona sigue siendo "decepcionante", especialmente en sus principales economías: Alemania, Francia e Italia. Así, advierte de que se está debilitando de nuevo la confianza y la "anémica" demanda está rebajando la inflación.

   Además, agrega de que aunque el crecimiento en algunas economías de la periferia de la unión monetaria es "alentador", algunos de estos países aún se enfrentan a "significativos estructurales y fiscales", además de a un legado de elevada deuda.

   Respecto al mercado laboral, destaca que el desempleo "apenas acaba de comenzar a reducirse" desde los máximos alcanzados tras la crisis, y advierte de que el crecimiento real de los salarios sigue siendo "muy débil".

   "Aunque esto ayudó a contener la destrucción de empleo durante la crisis y fue necesario en algunos países de la eurozona para recuperar competitividad, ahora está frenando una recuperación más fuerte del gasto de los consumidores", añade.

   Por otro lado, también avisa del riesgo de que se produzca una "repentina corrección" en los mercados internacionales, donde algunas bolsas están alcanzando récords históricos y los tipos de interés de la deuda soberana de algunos países están en sus niveles mínimos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies