Los países de ampliación destinan primas agrícolas a aeropuertos o clubes de esquí, según Tribunal de Cuentas

Actualizado 27/11/2012 12:20:59 CET

BRUSELAS, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los nuevos Estados miembros que se adhirieron a la UE entre 2004 y 2007 han destinado las ayudas comunitarias para apoyar la renta de los agricultores a empresas inmobiliarias, aeropuertos, asociaciones de caza o clubes de pesca, según ha denunciado este martes el Tribunal de Cuentas Europeo.

En algunos países, estos pagos (que en 2011 representaron un gasto de 5.000 millones de euros) se abonaron a entidades públicas que gestionaban tierras de titularidad estatal pero no se dedicaban a la actividad agraria.

Así, el Estado es el mayor beneficiario de estas rentas en Hungría, ya que recibió 14 millones de euros en 2010 por 82.000 hectáreas.

Pese a los esfuerzos de los Estados miembros afectados, el Tribunal denuncia que se abonaron ayudas por parcelas en las que no se desarrollaba una actividad agraria. Además, el régimen beneficia principalmente a las explotaciones más grandes: en términos generales, el 0,2 % de los beneficiarios recibieron más de 100.000 euros, lo que representa un 24 % del valor total de los pagos.

Para corregir estos problemas, el Tribunal de Cuentas reclama una reforma destinada a garantizar que dicha ayuda se dirija a los agricultores activos que ejerzan actividades agrarias concretas y regulares.

Más concretamente, las entidades públicas que gestionan terrenos estatales y no realizan actividades agrarias deben quedar excluidas del beneficio de la ayuda a la renta de la UE y no tendrían que abonarse pagos por superficies agrícolas abandonadas o sin utilizar que se dedican principalmente a actividades no agrarias, defiende el Tribunal.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies