El FMI pide elevar la productividad del mercado laboral español, pero sin bajar los salarios

Publicado 11/11/2015 19:29:55CET

Cree que España tiene que seguir tomando medidas para mantener un crecimiento fuerte

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director de la Oficina de Europa del Fondo Monetario Internacional (FMI), Jeffrey Franks, ha resaltado la necesidad de que España siga reformando el mercado laboral para hacerlo más "flexible y ágil" y aumentar su productividad, pero sin bajar los salarios.

Así lo ha señalado Franks durante un encuentro organizado por la Fundación de Economía Aplicada (Fedea), donde ha reconocido que España ha hecho ya reformas importantes en este ámbito y supone "una experiencia no muy mala" para el resto de países.

De hecho, ha asegurado que el Gobierno actual no sólo lo ha intentando, sino que "ha tenido éxito" y gracias a esos cambios ahora España está mucho mejor en términos laborales que hace 20 años y crece más que otros países vecinos.

En cualquier caso, Franks ha aseverado que España tiene que seguir tomando medidas si quiere mantener un crecimiento fuerte en el futuro, porque hay diversos factores que ponen en riesgo la capacidad de mantener el ritmo actual a medio y largo plazo, no solo en España, sino también en la zona euro y el resto del mundo.

En concreto, Franks cree la zona euro se enfrenta a dos clases de problemas: mantener la recuperación cíclica de la recuperación y hacer algo ante los parámetros que apuntan a que el crecimiento a medio y largo plazo será "muy bajo", lejos de los niveles de antes de la crisis.

En concreto, Franks cree que hay un problema de demanda, otro de balances en las instituciones financieras, un bajo crecimiento de la productividad y algunos desafíos en la forma de gobernar la zona euro. Asimismo, se ha referido al bajo nivel de precios, un "desafío" para la política monetaria y para la economía en su conjunto.

A nivel mundial, Franks ha puesto de manifiesto la preocupación que supone China y la posibilidad de que la economía asiática acabe teniendo un aterrizaje más duro de lo que se prevé, lo que podría acabar afectando también a la zona euro.

RECOMENDACIONES

Además, ha subrayado la posibilidad de que el cambio en el flujo de capitales --que empieza a fluir desde países emergentes a avanzados y no al revés como hasta ahora-- eleve la volatilidad en los mercados, así como a la posibilidad de que se produzca algún problema geopolítico con efectos económicos.

En este contexto, Franks recomienda una estrategia económica comprensiva centrada en apoyar la demanda, limpiar los balances bancarios, fortalecer el armazón de gobernabilidad de la zona euro y seguir haciendo reformas estructurales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies