Nadal dice que no debería haber "ninguna dificultad" en conseguir la mayoría para los Presupuestos

Alberto Nadal
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 23/04/2018 20:21:27CET

Cree que España puede tener una década de crecimiento "continuado" y constata una "fuerte" reducción del déficit en lo que va de año

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Presupuestos y Gastos, Alberto Nadal, ha señalado este lunes que no debería de haber "ninguna dificultad" en conseguir la mayor parlamentaria para que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 salgan adelante, por lo que confía en que el proyecto de ley cuente con "al menos" los mismos apoyos que obtuvieron los Presupuestos de 2017.

En declaraciones a los periodistas con motivo de su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Senado para informar sobre la ejecución de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017, en la que ha remarcado la importancia de los PGE para "todos los españoles" al garantizar el crecimiento económico, la subida de pensiones, la bajada de impuestos a trabajadores y pensionistas de entre 12.000 y 18.000 euros.

"Necesitamos el apoyo de todos, al menos de los mismos grupos parlamentarios que apoyaron los PGE de 2017. Yo creo que no debería de haber ninguna dificultad en conseguir esa mayoría parlamentaria", ha remarcado Nadal a dos días de la celebración del debate sobre las enmiendas a la totalidad de los Presupuestos de este año y tras las advertencias de Ciudadanos de que no apoyará en el Congreso los Presupuestos si, a cambio del respaldo del PNV, el Gobierno concede a Euskadi la gestión de la Seguridad Social u ofrece "privilegios" a los presos de ETA.

A este respecto, Nadal ha insistido en que los Presupuestos son importantes "en sí mismos", al afectan a políticas que "influyen en el día a día de todos los españoles", en materia de pensiones, salarios, infraestructuras, educación, sanidad o seguridad "como para que el debate presupuestario se mezcle con cosas que nada tienen que ver con los Presupuestos".

Nadal ha dicho que el Gobierno espera contar por lo menos con "los mismos apoyos" que obtuvo para sacar adelante las cuentas públicas del año pasado -PP, Ciudadanos, PNV, Foro Asturias, UPN, Coalición Canaria y Nueva Canarias--, si bien ha matizado que la decisión de voto "pertenece a cada uno de los grupos".

UNA DÉCADA DE CRECIMIENTO "SIN DESEQUILIBRIOS"

En su intervención, Nadal ha destacado que el crecimiento económico actual es "compatible" con el mantenimiento de superávit de la balanza por cuenta corriente y que España "está por primera vez en la historia en disposición de tener una década de crecimiento continuada sin desequilibrios que le acerque al resto de la UE".

En este sentido, ha explicado que España ha recuperado su nivel de renta perdido durante la crisis, si bien le falta por recuperar la década que abarcaba entre los años 2007 y 2017. "Estamos en el punto de partida de antes de la crisis, pero tenemos que recuperar los niveles de renta y empleo que hubiésemos tenido de no haberse producido la crisis", ha apostillado.

EL DÉFICIT BAJA MÁS DE UNA DÉCIMA

Además, ha hecho hincapié en el "enorme" esfuerzo realizado por las administraciones públicas para reducir en dos tercios el déficit público desde el año 2011, al pasar de un 9% al 3,1% con el que cerró el año pasado, cumpliendo así el objetivo pactado con Bruselas, lo que ha supuesto el "elemento esencial" que permitirá aplicar "ciertas políticas" hasta ahora "imposibles de realizar".

Igualmente, ha precisado que los primeros meses del año reflejan que la evolución es similar a 2017, lo que hace al Gobierno ser "relativamente optimista" sobre el cumplimiento de las meta de déficit. En detalle, los recursos del Estado aumentan cerca del 10% frente al 3,1% de los gastos, y en el conjunto de las administraciones los ingresos se elevan un 3,8% frente al alza del 2,3% de los gastos.

Eso sí, ha matizado que los gastos crecerán "un poco más" una vez se aprueben los PGE, ya que incluyen un "fuerte incremento" en formación bruta de capital en materia de gasto social y de empleados públicos, si bien las cifras disponibles hasta la fecha evidencian una "fuerte reducción" del déficit público de casi una décima y media.

El secretario de Estado de Presupuestos y Gastos también ha remarcado que las previsiones contemplan que este año España alcance superávit primario, por lo que está "garantizada" la sostenibilidad de la deuda pública. No obstante, ha subrayado que una vez alcanzado dicho superávit, debe ser una "prioridad" de la política del Gobierno mantenerlo incluso en circunstancias de elevación de los tipos de interés.