Economía/Empresas.- El presidente de Telefónica dice que "lo peor" de la crisis "ya ha pasado"

Actualizado 09/11/2009 21:32:38 CET

ZARAGOZA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Telefónica, César Alierta, afirmó esta tarde que "lo peor" de la crisis económica, en el caso español, "ya ha pasado", y avisó de que la nueva economía será "diferente". Alierta participó en una mesa redonda sobre el tema 'Aprendiendo a sobrevivir' en el XII Congreso Nacional de la Empresa Familiar, que comenzó hoy en el Palacio de Congresos de Expo 2008, en Zaragoza.

En sus intervenciones, el presidente de la compañía de telecomunicaciones eludió fijar una fecha para la recuperación definitiva de la economía española y el inicio del crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB), aunque sí lo hizo en el caso de la Unión Europea (UE), para la que previó que los datos positivos comiencen a mitad de 2010.

Ahora llegará "un mundo diferente", en el que los consumidores serán mucho más sensibles a los precios, opinó César Alierta, quien expresó que la crisis ha permitido entender que "si estás cerca del cliente te ha ido muy bien" y que "la gente está dispuesta a pagar por buenos servicios de buena calidad". Ahora "los clientes se han vuelto mucho más exigentes".

César Alierta afirmó que todo empresario debe pensar en "sobrevivir" y para ello tener en cuenta todas las variables y experimentar en nuevos mercados para averiguar cuántas ventajas competitivas tiene la empresa. Con esta "mentalidad humilde" basada en la supervivencia "va bastante bien" y "si vas de ganador, acabas desapareciendo del mapa", advirtió.

El presidente de Telefónica reconoció que "es muy difícil innovar". Por otra parte, defendió "la capacidad de ejecución" de empleados y directivos, que a su juicio es más importante que otras cualidades como la inteligencia o el "talento" que "por sí solo no sirve para nada". Alierta animó a todos a trabajar en equipo y ejecutar la estrategia de su empresa.

También expresó que China tiene "un potencial tremendo", entre otros motivos por su capacidad de consumo. Alierta dijo que Telefónica tiene 280 millones de clientes y opinó que estar en el mercado chino permite comprender cuál es el comportamiento económico del 10 por ciento de la población mundial.

"DEBERES"

En la mesa redonda intervino el profesor del IESE Pedro Nueno, quien se confesó "optimista", entre otros motivos porque muchas empresas han terminado sus "deberes" y "están atravesando esta llamada crisis de una manera razonable", tras lo que opinó que las empresas que están "sobreviviendo" son aquellas que están diversificadas, sobre todo a nivel internacional, lo que les permite captar más recursos en diferentes mercados.

Nueno restó valor a los razonamientos académicos sobre la crisis e, irónicamente, dijo que un premio Nobel habla de "la crisis en forma de V" y expresiones teóricas similares, mientras que los empresarios que trabajan en la práctica están preparando nuevos planes para actuar cuando concluya la crisis. Como ejemplo, aludió a su compañero de mesa redonda, el presidente de Telefónica, César Alierta, de quien recordó que recientemente se hizo con el ocho por ciento de las acciones de una empresa china de telecomunicaciones, lo que significa que ha hecho "los deberes", ya que la economía mundial se expandirá a través del Tercer Mundo y Telefónica estará en una posición de ventaja.

Pedro Nueno aludió a los procesos de internacionalización de las empresas y subrayó que si una firma española se asocia con empresas en otros países no debe pretender que la otra parte "lo haga todo", sino que, al revés, debe procurar formar a los trabajadores del nuevo socio, entre otras acciones. Asimismo, el profesor del IESE señaló que, en determinadas condiciones, determinados empresarios se ven forzados a expandirse porque así se lo exige el sector y los mercados en los que operan.

"NO HEMOS VISTO LO PEOR"

El docente universitario expresó que, en ocasiones, las multinacionales occidentales dicen estar en crisis, cuando en realidad alguno de los mercados de consumidores en los que operan ha sido captado por alguna empresa emergente con una capacidad "brutal" para responder a la demanda de los clientes.

Nueno indicó que en las empresas familiares hay "más presión" que en otras empresas para asegurar no sólo la supervivencia de la firma, sino la continuidad de los propietarios, por su propia naturaleza, lo que explica la vocación por la diversificación de sus intereses financieros y empresariales.

El presidente de AFI, Emilio Ontiveros, avisó de que en el futuro se registrará una menor demanda de consumo, de tal manera que habrá una competencia por una demanda "restringida". Las economías de Europa y Estados Unidos crecerán por debajo de su potencial y las economías emergentes, sobre todo Brasil, India, China y Rusia, crecerán por encima de su potencial, de ahí el interés en señalizar la presencia de las empresas en estos mercados.

Ontiveros indicó que, a corto plazo, no hay ningún índice que permita advertir la pronta recuperación de la demanda, tras lo que señaló que en España hay una alta tasa de paro y se ha producido un deterioro en la calidad de los servicios bancarios. "No hemos visto lo peor", avisó Ontiveros, quien expresó que ambos conceptos pueden empeorar "un poco". Emilio Ontiveros recordó que ambos parámetros están estrechamente vinculados, porque si la banca no presta dinero a los empresarios, se frenan los proyectos y se elude contratar a trabajadores.

El presidente de AFI prosiguió afirmando que "el partido está muy abierto", en el sentido de que "los liderazgos están cambiando" y añadió que "no hay demanda para la oferta que está instalada", es decir, que "sobran empresas en el mundo; hay un exceso de capacidad instalada en todos los sectores". Al mismo tiempo, se están redefiniendo posiciones de liderazgo dentro de determinados sectores.

En una situación de crisis, "unos se inhiben y otros aprovechan esas circunstancias" siempre reevaluando la estrategia y valorando si el tamaño de la empresa es adecuado, cómo se articulan las decisiones de crecimiento. Ontiveros indicó que el empresario debe observar el mundo como una "tensión competitiva".

El presidente de Analistas Financieros Internacionales (AFI), Emilio Ontiveros, dijo que, salvo la "aristocracia empresarial", el resto de las empresas tuvieron limitaciones en su "interlocución" con el sector bancario, "de la noche a la mañana", ya que la crisis bancaria se consumó repentinamente. El presidente de AFI consideró que quienes necesiten dar un "salto adelante" la salida a bolsa es una buena solución, pero en otros casos "más vale calcular". Ontiveros subrayó que "es muy importante que detrás haya una decisión de crecimiento externo o de liquidación familiar".

Europa Press Comunicados Empresas