Eurodiputados bloquearán acuerdo de pesca si no hay pruebas de que beneficia a población saharaui

 

Eurodiputados bloquearán acuerdo de pesca si no hay pruebas de que beneficia a población saharaui

Actualizado 23/02/2010 14:06:36 CET

BRUSELAS, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

Varios eurodiputados de la comisión de Pesca del Parlamento Europeo amenazaron hoy con bloquear la renovación del acuerdo de pesca UE-Marruecos que expira en 2011 si las autoridades marroquíes y el Ejecutivo comunitario no aportan "pruebas" de que este convenio aporta beneficios a la población del Sáhara occidental, un extremo que los servicios jurídicos de la Eurocámara "no ven con claridad".

Los eurodiputados escucharon este martes a un representante de los servicios jurídicos del Parlamento Europeo que consideró "muy difícil evaluar" si el acuerdo de pesca firmado en 2007 "beneficia" a la población local. Admitió que la situación es "confusa" y que su departamento "no tiene la información adecuada" para valorarlo.

Los servicios jurídicos dejaron claro que el problema de la autodeterminación del Sáhara occidental es una cuestión que debe tratarse en Naciones Unidas y no en una comisión de pesca europarlamentaria. No obstante, explicaron que Marruecos es la autoridad reconocida para gestionar la explotación de los recursos pesqueros del Sáhara occidental pero "siempre y cuando beneficie a la población local".

En opinión de sus servicios jurídicos, la Eurocámara tiene "tres posibles soluciones" que incluye la de aplicar el acuerdo de manera que queden excluidas las aguas saharauis, algo que "jurídicamente es posible, pero desde el punto de vista económico resulta irreal". También se podría "suspender" el actual convenio o bien "dejarlo tal y como está", habida cuenta de que expirará el próximo año, el 28 de febrero de 2011, y estudiar si se renueva o no por otros cuatro años.

A este respecto, los servicios jurídicos consideran esta última opción "la más realista" y recordaron que el acuerdo se renueva automáticamente a no ser que una de las partes notifique por escrito con seis meses de adelanto la finalización del acuerdo. Así, la comisión de pesca de la Eurocámara tiene hasta el próximo 28 de agosto para "reaccionar".

Por su parte, la Comisión Europea defendió en el debate de este martes que "no hay ninguna información" que indique que el acuerdo --que es supervisado por una comisión mixta periódicamente-- "no beneficia a la población saharaui" y, por tanto, "es compatible con el derecho internacional".

Ante las primeras críticas de eurodiputados que acusaron a Bruselas de una actitud "arrogante" y "lamentable" y censuraron que no aportara información concluyente sobre el impacto del acuerdo, el representante del Ejecutivo comunitario matizó que pedirá más datos a las autoridades marroquíes en la próxima reunión de la comisión mixta.

También defendió que "sí hay información" de que el desembarco de capturas en territorio saharaui y la actividad de la flota comunitaria --mayoritariamente española en la zona_"generan actividades económicas y empleo" que beneficia a la población saharaui.

EXIGEN INFORME EXHAUSTIVO

Sin embargo, para el eurodiputado de Iniciativa per Catalunya-Verds (ICV), Raúl Romeva, el acuerdo "debería suspenderse si no tenemos la información adecuada" y, "desde el punto de vista jurídico y económico", la UE no puede actuar "como si nada" ante la falta de garantías.

Si la Comisión considera que no dispone de los datos suficientes, "quizá se deba a que no habla con las personas adecuadas" y debería recurrir a la población saharaui, "no sólo" a las autoridades marroquíes, consideró.

La representante del PNV en la Eurocámara, Izaskun Bilbao, instó al Ejecutivo comunitario a hacer prueba de "transparencia" y a presentar un informe "exhaustivo" sobre la evolución del acuerdo y sus beneficios a la población marroquí y saharaui, para poder así votar su renovación o suspensión en el plazo marcado.

Por su parte, la presidenta de la comisión europarlamentaria de Pesca, Carmen Fraga (PP), pidió al Ejecutivo comunitario una reunión "a puerta cerrada" para aclarar los detalles del acuerdo y consideró que el problema del Sáhara es de "gran envergadura" y debería abordarse en "otras" comisiones, como la de Exteriores.

Además, advirtió que la cooperación que se ofrece a través de este acuerdo debe repercutir en el sector pesquero "y no en la construcción de hospitales", un extremo sobre el que los servicios jurídicos dijeron "no estar seguros" de si sólo puede beneficiar a la pesca.

La socialista alemana Ulrike Rodust aseguró estar "muy dispuesta" a votar por la suspensión del acuerdo si Bruselas no aporta la información que se le exige porque la Eurocámara es "responsable de quienes, como los saharauis, no tienen voz". En la misma línea se pronunciaron el portugués de Izquierda Unitaria Joao Ferreira, el vicepresidente de la comisión de pesca, el italiano Guido Milano (S&D), o el socialista griego Kriton Arsenis.

Otro vicepresidente de la comisión europarlamentaria, el británico conservador Struan Stevenson, consideró que la cuestión del Sáhara occidental es "política" y no pesquera y aseguró que si la UE no explota estos recursos pesqueros "lo harán otros" países como Rusia o Corea que no ofrecerán garantías.

Europa Press Comunicados Empresas
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies