El problema de las pensiones: menos poder adquisitivo y un futuro incierto

Pensionistas Y Jubilados De Bilbao concentrados el lunes frente al Ayuntamiento
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 13/04/2018 18:26:34 CET

   MADRID, 13 Mar. (EDIZIONES) -

   El Pleno del Congreso ha acogido este miércoles la comparecencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para hablar del futuro del sistema público de pensiones, unas explicaciones que llegarán justo un día después del debate y rechazo de una iniciativa sobre cómo mantener el poder adquisitivo de estas prestaciones.

   Este pleno se produjo tras la petición de comparecencia que había formulado el propio jefe del Gobierno después de que la oposición le hubiera reclamado un Pleno monográfico sobre el futuro de las pensiones a raíz de las protestas protagonizadas por los jubilados y pensionistas en distintas ciudades españolas.

   Durante estas manifestaciones, convocadas por CCOO y UGT, jubilados y pensionistas han salido a la calle a defender el sistema público de pensiones y denunciar la subida del 0,25% para este año.

Este fin de semana los pensionistas volvieron a salir a la calle para pedir unas pensiones 'dignas' y recorren varias ciudades españolas denunciando la "escasa" subida del 0,25% de las pensiones aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy.

GASTO EN PENSIONES

   En 2017, el mayor gasto contemplado en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) fue el de las pensiones contributivas. Se concentraron 139.647 millones de euros, un 3,1% más que en las cuentas del ejercicio 2016, y representaba el 40% del gasto total.

   Por tipo de pensiones contributivas, las jubilaciones son las que se llevan el mayor grueso del gasto (6.344 millones en el pasado mes de febrero), seguidas por la de viudedad (1.537 millones), incapacidad permanente (891 millones), orfandad (129 millones) y favor de familiares (22 millones).

   A la partida de gasto de las pensiones en los PGE se suma el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, también conocida como la 'hucha de las pensiones', un fondo soberano de inversión que utiliza el excedente de ingresos que pueda tener la Seguridad Social --siempre que sea posible-- para garantizar el sistema de pensiones en España.

   En los últimos años, el Gobierno está usando este fondo para pagar las 'extras' de verano y Navidad a los pensionistas. Además, en 2017, el Estado concedió un prestamo a la Seguridad Social de 10.192 millones de euros para afrontar estos pagos. En 2018, la 'hucha' cuenta con 8.095 millones de euros, una cifra que contrasta con los 66.815 millones que llegó a tener en 2011.

SUBIDA DE LAS PENSIONES

   Precisamente, las movilizaciones de los pensionistas se han producido para solicitar una subida mayor del 0,25% de las pensiones. Los datos del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) muestran que la pensión media está aumentando debido a la incorporación al sistema de jubilados con mayores salarios, situándose en febrero de este año en 1.077,52 euros.

   Sin embargo, la distribución entre los tramos de cuantías muestra que el mayor grupo de pensiones se acumulan en el tramo que va hasta los 735,90 euros, con más de 2,4 millones de pensiones en todo el sistema. En 2018, la pensión mínima posible a percibir es de 639,3 euros; la máxima, de 2.580,1 euros.

   Si se relaciona la subida del 0,25% con el Índice de Precios al Consumo (IPC), en 2017, los pensionistas perdieron poder adquisitivo. El Gobierno aplica esta revalorización mínima legal desde el año 2014, año en el que la media anual del IPC se situaba en negativo, al igual que en 2015 y 2016.

   No obstante, en el último año, este índice que sirve como referencia para medir el poder de compra registró un crecimiento del 2% en la media anual, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). La previsión para 2018 es que el IPC se sitúe en torno al 1,5% o al 1,6%, tal y como indican Funcas o el Consejo General de Economistas.

   A esta situación, hay que sumarle la previsión de envejecimiento de la población española. Según las estimaciones del INE, en 2017 había 418.894 personas que tenían un año, frente a 7.720 personas que cumplían 99 años. En 2065, las personas que llegarán a los 99 años de edad aumentarán hasta la cifra de 118.800 y los bebés de un año descenderán hasta los 296.500. Estos datos significan que habrá más jubilados pero menor población activa para mantener el sistema.

   Por todo ello, las alarmas han saltado y el futuro del actual sistema de pensiones se ha puesto en entredicho. Esta preocupación se ha plasmado en el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), en donde se muestra un aumento en los últimos meses en la preocupación por las pensiones. De hecho, se situó entre las diez principales preocupaciones de los españoles en febrero.

Europa Press Comunicados Empresas