Zapatero asegura que no habrá ni más subidas de impuestos ni cambios en el IRPF en 2009

Presidente de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero
EP
Actualizado 17/06/2009 17:23:00 CET

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado el miércoles que no habrá más subidas de impuestos a lo largo del año, al tiempo que descartó la posibilidad de acometer algún cambio en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

"No tengo intención", aseguró el jefe del Ejecutivo en una entrevista a Cuatro recogida por Europa Press, donde aseveró que el Gobierno tiene una posición "muy clara" en esta materia y recordó que la presión fiscal en España se sitúa actualmente en el 32,8% del PIB, frente al 34% del 2004.

Zapatero recordó que su Gobierno ha bajado los impuestos en 20.000 millones desde el año 2004, lo que equivale a dos puntos del PIB. En concreto, afirmó que modificó el IRPF, que fue el primero en bajar Sociedades y que suprimió el Impuesto sobre el Patrimonio por ser un tributo "obsoleto" que recaía sobre las clases medias.

Asimismo, recordó que la semana pasada anunció un incremento del Impuesto sobre las Labores del Tabaco, no con un fin recaudatorio, sino como parte de la lucha contra el tabaquismo y en favor de la salud de los españoles.

De la misma forma, se refirió al incremento del Impuesto sobre Hidrocarburos que, según el presidente, servirá sobre todo para ahorrar energía, ya que sólo aportará 1.000 millones al erario público, una décima del PIB.

A su parecer, tanto estas dos subidas como el descenso del Impuesto de Sociedades para las pequeñas y medianas empresas que anunció durante el Debate sobre el estado de la Nación para generar empleo serán "positivas" para el conjunto de la economía.

En otro orden de cosas, Zapatero se mostró convencido de que el proceso "más intenso" de destrucción de empleo se ha desacelerado y de que no continuará en el futuro, por lo que aventuró nuevos datos positivos para el empleo y el paro en los meses de junio, julio y agosto.

MEJORAR LAS PRESTACIONES

"Quizá en octubre los datos sean un poco peores", admitió el presidente, quien recordó además que España cuenta con un sistema de protección social "bastante fuerte", del que actualmente se benefician 2,4 millones de personas, al tiempo que reiteró que el Ejecutivo está trabajando con los agentes sociales en el diálogo social para mejorar estas prestaciones.

Aseguró entender la "angustia" y la "preocupación" que ha provocado en España los efectos de una "crisis abrupta" que ha afectado a España de "manera intensa" en materia de empleo, pero recordó que el país tiene fortalezas parar mantener la protección a los desempleados y recuperar la actividad y el empleo.

"Para ello hemos volcado nuestros esfuerzos", subrayó, tras asegurar que muchos de ellos ya están dando resultados y confiar en que lo sigan haciendo en el futuro. Además, aseguró que el Gobierno intentará "lógicamente" reducir el número de desempleados, tal y como lo hizo en la legislatura pasada, cuando se registró la tasa de paro "más baja de la historia de España".

EL BANCO DE ESPAÑA "A VECES SE EQUIVOCA Y A VECES ACIERTA"

Sobre el informe anual del Banco de España en el que la institución alerta de que el desempleo puede retrasar la recuperación, Zapatero se limitó a decir que cada uno "cumple con su papel" y que la institución gobernada por Miguel Ángel Fernández Ordóñez "a veces se equivoca y a veces acierta".

Recordó que instituciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI) o la CE revisaron las previsiones en cinco ocasiones en el último año y confió en que, tras notar los efectos de las medidas del Gobierno, en el futuro se empiecen a revisar al alza las estimaciones para España.

"Nadie puede asegurar el crecimiento del año 2010 ó 2011", aseguró Zapatero, tras recordar que el Gobierno realizó su última revisión porque hay una serie de "hitos" que le obligan a hacerlo a lo largo del año y considerar "un poco absurdo" abrir un debate en este sentido porque las previsiones son sólo previsiones.

CAMBIOS EN LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA

Sobre las recomendaciones de esta misma institución sobre la necesidad de crear un nuevo contrato de trabajo, Zapatero se limitó a decir que lo que necesita reformar España es el modelo de crecimiento de forma que permita invertir en los sectores más innovadores y con más valor añadido. "Es el cambio que tenemos que hacer", subrayó, tras recordar que las medidas que anunció en el Debate están orientadas a este fin.

Asimismo, descartó la posibilidad de acometer una reforma laboral, aunque admitió la necesidad de adaptar las empresas a este nuevo modelo económico, a través de un acuerdo en la negociación colectiva entre los sindicatos y la patronal para hacerla "más flexible" y adaptarla a las necesidades de las empresas.

"Si se entiende reforma laboral por abaratar y facilitar el despido o restringir los derechos de los trabajadores, desde aquí digo que no", señaló Zapatero, para quien estas iniciativas no aportan ninguna solución "ni nada positivo", sino que generan más problemas a los trabajadores.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies