La desigualdad se "enquista" en España, según Cáritas

Actualizado 24/05/2018 14:53:10 CET
395228.1.500.286.20180524131213
Vídeo de la noticia

   MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

 Cáritas Española ha alertado de que la recuperación económica aún no está llegando a todas las familias españolas y de que la desigualdad se está "enquistando", este jueves 24 de mayo durante la presentación del informe 'Economía y personas. Cambiando el foco cambiamos los resultados'.

"El discurso de la recuperación ha de ser matizado por tres cuestiones: porque la recuperación económica no está llegando a todas las familias, porque la desigualdad sigue enquistada en nuestra sociedad y porque nuestro mercado laboral no asegura hoy unas condiciones de vida digna para muchas personas", ha advertido el director de Acción Social de Cáritas, Francisco Lorenzo.

En concreto, ha recordado algunos datos como que el 70 por ciento de los hogares, después de tres años de recuperación, no percibe la mejora económica, o algunos indicadores como la tasa de paro que aún es siete puntos porcentuales mayor que la que había en 2008.

"Es una recuperación que rápidamente llega a algunos hogares pero que no llega con la velocidad necesaria a aquellos hogares que más lo necesitan, los que vivieron el mayor impacto de la crisis cuando comenzó", ha subrayado Lorenzo.

Además, ha añadido que los niveles de desigualdad en la sociedad española son "los más altos de la época reciente", pese a la reducción del desempleo, rompiéndose así una dinámica tradicional según la cual, a más empleo, menor desigualdad. Esta situación la achaca a que los puestos de empleo que se están creando "no protegen ni garantizan una vida digna".

Asimismo, ha puesto de relieve que el indicador de pobreza, "siendo un indicador muy estable, creció rápidamente con la crisis" y, sin embargo, no se ha producido un descenso equivalente con la recuperación. También ha señalado que los hogares que siguen siendo más frágiles son: aquellos donde viven menores, las familias numerosas y las monomarentales, donde la tasa de pobreza llega hasta el 29 por ciento.

En cuanto al mercado laboral, Lorenzo ha precisado que no solo "no genera condiciones de vida digna" sino que además "cierra la puerta en las narices a mucha gente". Por ejemplo, se ha referido al desempleo del sustentador principal de la familia que en diez años se incrementó un 84 por ciento y que este último año se ha reducido un 11 por ciento. "¿Cuánto tenemos que esperar para que se contrarreste el efecto de la crisis?", se ha preguntado.

Lorenzo ha adelantado que les van a acusar de "pesimistas", de "insatisfechos" e incluso "en ocasiones, hasta de manipuladores políticos", pero ha precisado que están acostumbrados y dispuestos a "pagar ese precio" por todas las personas que lo necesitan a las que atienden.

Precisamente, en el ámbito político, se ha referido a los Presupuestos Generales del Estado, aprobados este miércoles 23 de mayo, para avisar de que "hay cuestiones que siguen sin estar" recogidas, como "la vivienda digna para todas las personas, las políticas de protección a las familias y las políticas de cooperación internacional".

En cualquier caso, el director del Área de Comunicación e Incidencia de Cáritas, Paco Cristóbal, ha subrayado que la realidad no solo es de "sufrimiento" sino también de "esperanza" porque "es posible realizar una economía sostenible con principios de solidaridad y justicia, procurando el desarrollo y el bienestar de las personas".

UNA DE CADA CINCO PERSONAS ENCUENTRA EMPLEO CON CÁRITAS

Como ejemplo de los buenos resultados que ofrece esta economía sostenible, han presentado los datos del informe 'Economía y personas', del cual se desprende que en 2017, una de cada cinco personas que participaron en los programas de inserción laboral Cáritas Española encontraron un empleo.

En concreto, el informe muestra que un total de 70.851 personas participaron en los programas de empleo de Cáritas el año pasado, unos 1.100 menos que en 2016. De ellas, 14.941 encontraron empleo, un 9,9 por ciento menos que en 2016 (cuando fueron 16.597).

Este descenso lo achacan a la creación de puestos de trabajo aún "demasiado lento". "En la medida en que se están generando más puestos de trabajo, lo normal es que Cáritas vaya descendiendo, aunque todavía es demasiado lento", ha explicado Lorenzo.

El perfil de la persona que acude a Cáritas para participar en algún proceso de inserción laboral es el mismo que el año pasado: mujer (64 por ciento), española (51 por ciento), mayor de 45 años (34 por ciento) y con un nivel de formación básica (44 por ciento).

En volumen de recursos, el importe total de la actividad económica desarrollada por Cáritas Española en actividades de empleo y de economía solidaria en el último año asciende a 55,8 millones de euros.

De ese total, 38,9 millones de euros corresponden a la facturación de las tiendas de comercio justo y a las 57 entidades de economía social. En 2017, esta red sostuvo 1.531 puestos de trabajo, 671 de los cuales eran empleos de inserción, reservados para personas en situación de exclusión. Además, en los programas de empleo trabajaron 3.275 voluntarios y 1.003 contratados.

Ivón Martiza Henao es una de las mujeres que encontró empleo gracias a Cáritas. Llegó a España en el año 2004 procedente de su país, Colombia, sin documentación ni oferta de trabajo. Tras participar en los proyectos de empleo y orientación de Cáritas, encontró un puesto laboral y en 2009 dio el salto como emprendedora al poner en marcha la cooperativa Avancem. "Dejé de ser invisible", asegura, para poner de relieve la ayuda que le brindó Cáritas no solo para encontrar un trabajo sino también a nivel personal.