ACNUR: "Los que llegan a Ceuta no llevan en la frente si son refugiados o inmigrantes"

Actualizado 29/03/2017 14:39:37 CET

   GINEBRA, 9 Oct. (De la enviada especial de EUROPA PRESS Leyre Guijo) -

   El director para Europa del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Vincent Cochetel, ha reclamado al Gobierno español un trato más humano a quienes llegan a la frontera en Ceuta y Melilla, incidiendo en que estas personas no llevan "escrito en la frente" si no refugiados o inmigrantes.

   En una entrevista concedida a Europa Press, Cochetel ha reconocido que "Ceuta y Melilla son lugares muy especiales, por tratarse de territorio UE en el continente africano, y es extremadamente difícil gestionarlo".

   Según ha dicho, ACNUR entiende "plenamente que no se pueden dejar las puertas abiertas a todos, ya que de lo contrario estos territorios se verían inundados por algunos refugiados pero también por muchos inmigrantes económicos que buscan un futuro mejor en Europa que no les podemos ofrecer, tenemos que ser realistas".

   Por ello, ha sostenido que "hace falta un proceso de comprobación pero tiene que hacerse de una forma más humana". "En algunos casos ha habido un uso excesivo de la fuerza y en algunos casos se ha rechazado a personas en base a la asunción de que no necesitan protección internacional", ha criticado.

   "No sé si un nigeriano que llega a Ceuta lleva escrito en su frente que es un refugiado, un solicitante de asilo o un inmigrante económico", ha aseverado Cochetel, defendiendo que "hay que averiguar de dónde viene en Nigeria, si huye porque su localidad ha sido tomada por Boko Haram o si ha sufrido persecución".

   El director de ACNUR para Europa ha sostenido que "debe haber un proceso de comprobación, que no debe ser largo" y que a la agencia de la ONU le gustaría que "se realizara a más nacionalidades". "Por ahora, hay un trato favorable para los sirios que intentan entrar en los enclaves pero para todos los subsaharianos la percepción es que todos son inmigrantes económicos", ha afirmado.

   "Estoy de acuerdo en que la mayoría de ellos son inmigrantes, pero algunos de ellos podrían ser refugiados y tenemos que actuar con más cuidado" antes de devolverlos a Marruecos, ha añadido.

   Por otra parte, Cochetel también ha defendido la necesidad de que Marruecos cuente con un "sistema de asilo que funcione". "Esto es parte de la solución, no todas las soluciones están en España o en la UE", ha reconocido. "Cada país de la ruta de África Occidental tiene que asumir su responsabilidad en la gestión del asilo", ha remachado.