Rubalcaba niega que hubiera una orden de detención a cupos determinados de inmigrantes

EP
Actualizado 17/02/2009 19:46:17 CET

- La oposición no se cree que el ministro no conociera las órdenes de la Policía y asegura que con los cupos pretenden arreglar estadísticas

MADRID, 17 Feb. (OTR/PRESS) -

No existen instrucciones de ningún tipo, verbales o escritas, para detener a un cupo determinado de extranjeros por el hecho de encontrarse en situación irregular, y la única orden es la de detener a aquellos que realicen actividades delictivas en España. Así lo ha asegurado este martes el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en relación a la circular que obligaba en un distrito madrileño a arrestar a un número mínimo de inmigrantes indocumentados.

De esta manera, Rubalcaba ha negado que esta orden partiera ni del director general de la Policía y Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez, ni el director adjunto operativo, Miguel Ángel Fernández Chico. Pero la oposición no se ha conformado con las explicaciones del ministro, ya que no se creen que Rubalcaba no conociera las órdenes de la Policía y lo achacan, como ya hicieron anteriormente los sindicatos policiales, a un intento por mejorar las estadísticas sobre delincuencia.

"No existe ninguna instrucción, circular, ni ninguna orden dictada por los responsables policiales, que son el director general y el director adjunto operativo" para establecer un número de detenidos por no tener papeles, señaló el ministro ante la comisión de Interior del Congreso. Según Rubalcaba, el objetivo prioritario de la política de expulsiones del Ministerio es centrarse en aquellos extranjeros, legales o ilegales, que tengan actividades delictivas en España. No obstante, durante las cuatro horas de comparecencia, Rubalcaba no hizo referencia en ningún momento al jefe superior de Policía de Madrid, Carlos Rubio. En este sentido, Rubalcaba negó que el Ministerio haya rectificado porque nunca dio una orden en ese sentido, dando a entender que la iniciativa surgió del jefe superior de Madrid.

Con relación a la nota interna distribuida en la madrileña Comisaría de Villa de Vallecas en la que se trasladaban órdenes de la Jefatura Superior de Madrid para detener a 35 irregulares a la semana, Rubalcaba aseguró que se trataba de un correo electrónico.

MEJORAR LAS ESTADÍSTICAS SOBRE DELINCUENCIA

La oposición al completo pidió hoy explicaciones a Rubalcaba por esta nota. Pero las palabras del ministro no convencieron en absoluto al grupo Popular y a UPyD. Así, la portavoz de esta última formación, Rosa Díez, acusó a Rubalcaba de "esconderse detrás de las palabras, realizando una declaración solemne que no es compatible con la realidad de los hechos". Para Díez, detrás de la orden policial hay "una actuación política escandalosa e incompatible con el Estado de Derecho". Según la responsable de UPyD, la intención última es mejorar las estadísticas sobre delincuencia a través de las detenciones de inmigrantes irregulares.

En la misma línea, el PP exigió al titular de Interior que señale al responsable de la orden. "Si no determina los responsables, usted se hace cómplice y tiene que asumir la responsabilidad de unas instrucciones que vulneran el Estado de Derecho", señaló el diputado Rafael Hernando, quien se mostró convencido de que no se van a encontrar instrucciones por escrito pero que "hay otras formas bien conocidas de actuar". Al igual que señaló Rosa Díez, para el PP las instrucciones de detener irregulares responden a la necesidad de Rubalcaba por "abultar la estadística". En este sentido, la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáez de Santamaría, afirmó que no se cree que el ministro de Interior no sepa lo que pasa en su Ministerio y resalto que no es admisible que se lleva a cabo este tipo de detenciones con fines cuantitativos. Además, el portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, David Pérez, aseguró que Rubalcaba "negó con descaro" la existencia de cupo de detención en el Senado el pasado 10 de febrero.

Por su parte, el diputado del PNV Emilio Olabarria definió la práctica policial denunciada como la de "los palotes", en referencia al interés por subir las estadísticas de eficacia policial. Asimismo, el diputado de CiU Carles Campuzano pidió a Rubalcaba que condenase "explícitamente" estas prácticas, porque vincular extranjería y delincuencia es entrar "en un terreno muy delicado", y perjudica a la convivencia.

El diputado de ERC Joan Tardá pareció más confiado en las palabras de Rubalcaba y no dudó de la inexistencia de "consignas" para detener por el hecho de ser un inmigrante 'sin papeles'. Lo que sí pidió es evitar la "alarma social" que supone "detener a un padre irregula a la puerta de un instituto cuando lleva a su hijo a la escuela". Pero el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Ridao, también lamentó que el Gobierno "recurra a la vía del acecho" para resolver el problema de la repatriciación de inmigrantes ilegales y le aconsejó que inicie una "ofensiva diplomática" para cerrar acuerdos con los países de origen, sin imitar las políticas del PP.

Pero Alfredo Pérez Rubalcaba quiso defenderse de estas acusaciones y aseguró al diputado de ERC que ese hecho se refería a unidades policiales en lucha contra el "trapicheo" de drogas y que alguien ha podido confundir. Y con relación a las acusaciones de querer inflar las estadísticas, el ministro aseguró que las detenciones de irregulares no entran en las estadísticas que se llevan al Parlamento por no ser un delito penal, y añadió que "ningún policía hace nada inconstitucional se lo mande quien se lo mande".

APOYOS EN EL PSOE

El ministro de Interior sí que ha encontrado apoyo dentro del PSOE. El portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, quiso "felicitar" al ministro de Interior por haber "corregido inmediatamente" cualquier "disfunción" que se ha podido producir en el marco de la Ley de Extranjería. Con estas palabras, Alonso se refería a la instrucción dictada ayer por Interior que excluye los "objetivos numéricos" de la normativa.

Por su parte, el ex ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, se alegró de que Rubalcaba "haya tenido la sensibilidad de aclarar" que no habrá "cupos generalizados" de detención de inmigrantes. Además, el actual secretario de ideas y Programas del PSE advirtió al PP de que "no es aceptable" que opten por una "crítica desproporcionada" al Gobierno de quienes han utilizado la inmigración para "deteriorar la convivencia".