Emilio Moro sitúa su bodega de Pesquera (Valladolid) como "pionera", al adaptarla para personas con discapacidad visual

Buscador

Visita oficial a la bodega de Emilio Moro adaptada para personas ciegas
BODEGAS EMILIO MORO
Actualizado 05/07/2015 20:35:38 CET

VALLADOLID, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

Bodegas Emilio Moro ha presentado este miércoles la adaptación de sus instalaciones de Pesquera de Duero (Valladolid) para la visita de personas con discapacidad visual, una acción que la sitúa como "pionera" en la Denominación de Origen Ribera del Duero y en el conjunto de Castilla y León en este tipo de acciones.

La empresa vitivinícola ha llevado a cabo la adaptación de sus instalaciones y el diseño de una visita de enoturismo adecuada a personas con discapacidad visual con el asesoramiento de la ONCE.

"Con esta iniciativa la bodega vallisoletana avanza en el asentamiento de su filosofía tripartita basada en la tradición, la innovación y la Responsabilidad Social Corporativa", han recalcado fuentes de Emilio Moro en un comunicado recogido por Europa Press.

La iniciativa es fruto de la colaboración entre la ONCE y Bodegas Emilio Moro, que nació en septiembre de 2010 con la firma de un convenio marco para "procurar la accesibilidad de las bodegas y sus vinos a las personas con esta discapacidad. El acuerdo recoge además el compromiso con el empleo de las personas con discapacidad por parte de la bodega.

Esta adaptación se suma al lanzamiento hace unos meses de su nueva imagen la bodega, cuando se convertía en "una de las pioneras a nivel mundial en incorporar en todas las etiquetas de sus vinos la lectura en código Braille".

En el acto de presentación de esta nueva propuesta enoturística, el presidente de Bodegas Emilio Moro, José Moro, ha mostrado las instalaciones de Pesquera al delegado territorial de la ONCE en Castilla-León, Ismael Pérez, la Consejera de Familia e Igualdad de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos; y al presidente del Consejo Regulador de la Ribera del Duero, Enrique Pascual.

El acto ha servido también para agradecer el asesoramiento recibido por ONCE en este ámbito y reconocer la gran labor que desarrolla la organización para facilitar la accesibilidad de este colectivo a diferentes entornos.

Gracias a esta iniciativa, todos los visitantes de la bodega recibirán las descripciones técnicas necesarias para conocer el proceso de elaboración del vino y contarán con una sala totalmente adaptada en la que se incluyen paneles explicativos y un plano en relieve y rotulado en Braille, barricas diseccionadas por la mitad y otras con los distintos tipos de suelo de sus viñedos que permiten palpar y oler algunos de los elementos que influyen en el carácter final del vino.

En definitiva, a excepción de la vista, "los sentidos son los protagonistas de esta experiencia sensorial y sensitiva que invita a adentrarse en el mágico mundo de la viticultura", han recalcado.

 
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies