Tellado (PPdeG) cree que a Beiras "lo echan por la puerta de atrás"

Rueda del PP en OUrense.
EUROPA PRESS
Actualizado 08/08/2016 16:56:29 CET

   OURENSE, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El secretario xeral del PPdeG , Miguel Tellado, ha dicho este lunes que mientras los populares preparan la campaña autonómica con un balance de lo realizado en esta legislatura otros partidos "prefieren pelearse por ver quién encabeza las listas" y ha calificado a Luis Villares, candidato a las primarias de En Marea, como "el recomendado" de Pablo Iglesias y Xosé Manuel Beiras.

   De este último, ha señalado que lo echan "por la puerta de atrás para encumbrar" a Villares, que era "el gran tapado de los alcaldes de Podemos".

   Acompañado por el que ha sido durante la última legislatura presidente del Parlamento gallego, Miguel Santalices, y por la diputada ourensana Cristina Romero, Tellado ha apostado por que el PP salga a las calles "para hacer balance" y para pedir a la ciudadanía "una mayoría que permita que Galicia esté exenta de la inestabilidad que sufre España" y para "seguir creando empleo y seguir creciendo en el plano macroeconómico".

   Para Tellado, el próximo 25 de septiembre "sólo hay dos alternativas": un gobierno "de mayoría y estabilidad" a cargo del PP o uno de "inestabilidad y minorías" formado "por tres o cuatro partidos".

   "Queremos seguir haciendo cosas por Galicia para todos", ha destacado. En este sentido, ha insistido en la necesidad de acercar a los ciudadanos un proyecto "que no busca división" sino "representar a la mayoría social por encima de las divisiones" que ofrecen otros partidos políticos.

   Así, ha criticado que mientras los populares hacen balance "otros partidos prefieren pelearse por ver quien encabeza las listas o con qué forma jurídica se presentan: si lo hacen como una coalición o como un grupo de amigos".

VILLARES, UN CANDIDATO "PREFABRICADO"

   Tellado ha calificado a Luis Villares, candidato en las primarias de En Marea, como "un dedazo de Anova y de la cúpula de Esquerda Unida". Para el jefe de campaña del PPdeG, "es el recomendado de Pablo Iglesias y de Beiras", un "candidato prefabricado para darle pátina de democracia interna" y que ahora "intentan revestir como candidato de las bases".

   "Estamos acostumbrados a que las cúpulas de las mareas no respeten a nuestros votantes, pero ahora la gran novedad es que ni siquiera respetan a sus militantes", ha criticado Tellado.

BEIRAS, VÍCTIMA DE UNA PURGA EN LAS MAREAS

   El secretario xeral del PPdeG también se ha referido a la decisión del líder de AGE, Xosé Manuel Beiras, de no ir en las listas de En Marea y ha considerado que es "una víctima propiciatoria" de un "proceso de purgas que están viviendo las mareas".

   En su opinión, ahora lo echan "por la puerta de atrás para encumbrar" a Villares, que era "el gran tapado de los alcaldes de Podemos".

   Frente a este contexto, Tellado ha destacado la "lealtad" en el seno del PP y ha reivindicado medidas del Gobierno de Núñez Feijóo durante la pasada legislatura.

   Para la parlamentaria por Ourense, Cristina Romero, durante esta última legislatura la oposición "ha perdido la gran oportunidad de mostrar que puede ser una alternativa a Feijóo" y para dar a conocer "el proyecto que tienen de país".

DISPOSICIÓN AL CONSENSO CON LA OPOSICIÓN

   Frente a la labor de la oposición, Romero ha destacado "la disposición del grupo popular por el consenso parlamentario". Así, ha echado mano de las cifras y recordado que en los últimos cuatro años "se han aprobado 517 proposiciones no de ley", de las que "el 50% fueron a iniciativa de la oposición".

   También ha resaltado que los diputados populares de Ourense "han participado en más de mil reuniones" y en 62 reuniones plenarias "con más de 21 puntos en el orden del día de cada pleno".

   En referencia concreta a Ourense, Romero ha destacado el "impulso definitivo" de la Xunta al termalismo, "un sector estratégico para Galicia" ya que cuenta con más de 1.400 puestos de trabajo, factura más de 60 millones de euros .

   Romero ha recordado que la Xunta ha invertido más de 6 millones de euros en este sector, junto al millón anual que dedica la Diputación de Ourense, en el Plan Provincial Termal, porque cada euro invertido retorna un beneficio de 12 euros", ha confirmado.

   Por su parte, para el presidente del Parlamento gallego, Miguel Santalices, "Ourense ha dado un paso muy importante en la calidad asistencial" a lo largo de la última legislatura. Así, ha dado "unas pinceladas" sobre el estado de la sanidad en la provincia.

OURENSE, AVANCES EN MATERIA SANITARIA

   Santalices ha destacado las ventajas que ha supuesto la implantación de "vías rápidas" para el diagnóstico del cáncer de pulmón, mama, próstata, laringe, vejiga y melanoma; así como la puesta en marcha de las consultas de alta resolución, que permiten a los pacientes realizar una consulta médica y pruebas al mismo tiempo.

   Sin embargo, el dato más significativo para él ha sido la reducción de las listas de espera en la provincia "en la línea de lo que el PP se había marcado": que nadie esperase más de 30 días para una consulta y más de 60 días para una intervención quirúrgica, según ha relatado.

LA ESPERA PARA OPERARSE, 31,4 DÍAS

   En este sentido, Santalices ha señalado que se ha cerrado el último año con "una espera media de 31,4 días" para una intervención quirúrgica, "de las más bajas de la comunidad autónoma" teniendo en cuenta que la media en Galicia es de "casi 59 días".

   Respecto al futuro, ha señalado la ampliación del Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO), un proyecto que cuenta con 4,9 millones de euros de inversión, lo que redundará, según su explicación, en siete nuevas plantas y más de 52.000 metros cuadrados de superficie, de los que 24.000 metros cuadrados serán de hospitalización.

   Asimismo, ha augurado que este proyecto supondrá la puesta en funcionamiento de 116 nuevas camas, la supresión de las habitaciones de tres plazas y un nuevo aparcamiento de 700 plazas.

   Santalices también ha valorado las inversiones en el Centro de Saúde de O Couto (3,6 millones de euros) y del Centro de Sanidad de A Valenzá (3,1 millones).