Las víctimas de Angrois piden investigar a tres cargos más de Adif

 

Las víctimas de Angrois piden investigar a tres cargos más de Adif

Afectados por el accidente de Angrois en los jjuzgados de SAntiago
EUROPA PRESS
Actualizado 17/04/2017 19:05:39 CET

   Solicitan al juez que comparezca en el juzgado el jefe de la unidad de seguridad de la Agencia Ferroviaria Europea para corroborar sus correos

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La plataforma de víctimas del accidente del tren Alvia ocurrido en Angrois en julio de 2013 pide que tres personas más sean investigadas por su relación con el siniestro que supuso 80 muertes y 144 heridos.

   De ser así, se sumarían al maquinista, Francisco Garzón Amo, y a Andrés Cortabitarte, director de seguridad en la circulación de Adif desde septiembre de 2006 a diciembre de 2013, a los que el juez atribuye los 80 homicidios y las 144 lesiones por imprudencia profesional grave, al primero por conducir despistado por una llamada telefónica del interventor y al segundo por la ausencia de un análisis de riesgos integral en la infraestructura.

   En concreto, las víctimas quieren que se interrogue como investigados a Manuel Besteiro Galindo, también director de seguridad en la circulación de Adif; a Fernando Rebón Sartal, gerente del área de seguridad en la circulación noroeste de Adif; y a José Antonio García Díez, jefe de inspección de la gerencia de área de seguridad en la circulación noroeste de Adif.

   "Consideramos que estas personas que tenían esos cargos en la fecha de puesta en marcha de la línea tienen responsabilidad directa en los hechos investigados y por tanto deben declarar en calidad de investigados", afirman en un escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, con el que solicitan al instructor nuevas diligencias, como así les requirió a las partes en una providencia del pasado 6 de abril.

   La asociación, a la que representa el abogado Manuel Alonso Ferrezuelo, demanda además que el titular del juzgado número 3 de Santiago cite a declarar a cinco responsables de Renfe que participaron en la reunión en la que se trató el aviso del jefe de maquinistas sobre la peligrosidad de la curva de A Grandeira, poco después de la inauguración de la línea de alta velocidad que conecta Ourense con la capital gallega.

   Reclama, igualmente, otra testifical consistente en que declaren 17 miembros de Adif que estuvieron presentes en otra reunión que abordó la necesidad de evitar los saltos de velocidad en este trayecto. Poco antes de su entrada en Compostela, el tren debía reducir su velocidad de unos 200 a 80 kilómetros por hora, sin la existencia del sistema de control continuo de velocidades ('ERTMS') en la vía ni el funcionamiento del incorporado al convoy.

AGENCIA FERROVIARIA EUROPEA

   A mayores, el abogado de los afectados demanda, a modo de documental, que se tengan por aportados los correos electrónicos cruzados entre la plataforma y la Agencia Ferroviaria Europea, en los que el jefe de la unidad de seguridad de este organismo, Christopher Carr, establece la obligatoriedad de una evaluación integral del riesgo antes de poner en servicio una nueva línea ferroviaria.

   De hecho, su segunda petición es, precisamente, que Carr sea citado para declarar "para que corrobore el contenido de los correos, y en su caso amplíe dicha información". Una comunicación que, como recuerda el letrado, realizó "hablando en nombre de la Agencia y con copia a todos los directores de secciones", así como al director ejecutivo del ente, Josef Doppelbauer.

RENFE

   En lo tocante a Renfe, la testifical pretende que declaren en el juzgado Rafael Sardón Tejedor, Francisco Cota, José Luis Vilariño, Nicolás Izquierdo Navidad y Eugenio Guijarro.

   La plataforma se apoya en la declaración del jefe de maquinistas Ramón Iglesias Mazaira, quien "avisó ya inaugurada la línea de las incidencias que presentaba el tramo de la curva de A Grandeira y el consiguiente peligro derivado de esta".

   Con la comunicación de estas incidencias a sus superiores se llevó a cabo una reunión de seguimiento el 28 de diciembre de 2011, "en la que estuvieron presentes los citados y a los que se les llama para aclarar qué medidas se tomaron", apunta.

ADIF

   En lo relativo a los 17 nombres de Adif, "todas y cada una de estas personas participan y así consta en una reunión de la cual se levantó acta", destaca el abogado.

   En dicha reunión, según explica, se trató principalmente la coordinación del cuadro de velocidades máximas, y el acta recoge que "la dirección de vía remitirá en esta semana un nuevo proyecto" y "se estudiarán los tres tipos (...) para tratar de dar homogeneidad (...) y evitar saltos de velocidad".

   La asociación pretende "aclarar por qué era importante evitar u homogeneizar esos saltos de velocidad, y si finalmente tomaron medidas para evitarlos".

   Asimismo, busca conocer, como preguntó en su día la Audiencia Provincial de A Coruña, "si es cierto que existía un consenso técnico entre los expertos sobre la necesidad de protección de las transiciones significativas de velocidad mediante sistemas de control continuo o puntual".

   Estos miembros de Renfe son José Estrada Guijarro, Luis Santos del Cura, Alejandra Pérez, Javier Portuondo Feller, Luis Llamas Martínez, José Manuel Galindo Escribano, José María Bachiller, Francisco Javier Negro, Julián Pereda Ruiz, David Vilamanzo Resusta, Ana María Blázquez García, Antonio Núñez Rivero, Rafael Díaz Herreda, Francisco Mínguez, Luis López, Félix Paniagua y Andrés Álvarez.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies