El Ejército de Filipinas cree ahora que Isnilon Hapilon, líder de Abú Sayyaf, todavía está en Marawi

Fotografía del líder de Abú Sayyaf, Isnilon Hapilon
MARCONI NAVALES / REUTERS
Publicado 04/07/2017 7:04:15CET

MADRID, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Filipinas cree que el líder del grupo insurgente Abú Sayyaf, Isnilon Hapilon, designado por el grupo yihadista Estado Islámico como 'emir' del grupo en el país asiático, todavía sigue en la ciudad de Marawi, donde se registran enfrentamientos desde hace más de un mes.

El secretario de Defensa, Delfín Lorenzana, ha explicado este lunes que Hapilon, uno de los terroristas más buscados del mundo, sigue escondido en la ciudad, si bien el responsable de asuntos públicos del Ejército de Filipinas, Edgard Arévalo, aseguró la semana pasada que tenía razones para creer que Hapilon habría abandonado la ciudad.

"Según la última información que hemos obtenido (Hapilon) sigue en Marawi. De hecho, hay datos de esta mañana (ayer) que nos dicen que está escondido en una de las mezquitas", ha señalado, según declaraciones recogidas por el diario 'Inquirer'.

Lorenzana ha explicado que los informantes del Gobierno han estado supervisando si Hapilon llegaba al bastión de Abú Sayyaf, Basilán, pero que no se le ha visto allí y que no estaba entre los tres combatientes del grupo que habrían llegado hace una semana. "Así que creemos que sigue en Marawi", ha agregado.

Asimismo, ha pedido a los soldados que traten de limpiar la ciudad de terroristas antes de que el presidente, Rodrigo Duterte, pronuncie su discurso sobre el estado de la nación, de cara a la sesión conjunta del Congreso el próximo 24 de julio.

Marawi, con más de 200.000 habitantes, está asediada, principalmente, por integrantes de Maute en un aparente intento por esconder al líder del grupo insurgente Abú Sayyaf, Isnilon Hapilon, a quien estaba previsto detener el 23 de mayo después de recibir información de que se encontraba en la ciudad. El Ejército cree ahora que Hapilon habría podido huir de la ciudad.

Desde que comenzaron los combates en Marawi, hace ya varias semanas, 336 terroristas, 84 militares y 44 civiles han muerto y la mayor parte de los residentes han tenido que abandonar la ciudad para escapar de la violencia, de acuerdo con el último balance oficial.

Sin embargo, este martes han anunciado que las autoridades han recuperado un total de 57 cadáveres de las zonas de Marawi de las que se ha logrado expulsar a Abú Sayyaf y al grupo Maute, integrado por antiguos miembros de la guerrilla del Frente Moro de Liberación Nacional (FMLN) y combatientes extranjeros.

Esta cifra la ha dado a conocer Zia Alonto Adiong, portavoz de la Comisión de Gestión de Crisis de la Provincia, quien ha asegurado que los cuerpos corresponden a civiles, si bien la Policía todavía no los ha identificado oficialmente, según recoge la cadena GMA.

El presidente dijo el pasado mes de abril que Hapilon podría haber muerto en un bombardeo realizado el pasado mes de enero, cuando las Fuerzas Armadas anunciaron que 15 terroristas que acompañaban a Hapilon habían muerto en un bombardeo. Lorenzana confirmó entonces que el líder insurgente había resultado herido de gravedad.

Hapilon se encuentra además en la lista de más buscados del FBI por su papel en el secuestro de 17 filipinos y tres estadounidenses. Sobre él pesa una recompensa de cinco millones de dólares.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies