La extrema derecha registra un apoyo histórico en Hungría

Actualizado 17/03/2015 19:21:17 CET

BUDAPEST, 17 Mar. (Reuters/EP) -  

   El apoyo de la ciudadanía húngara al Movimiento por una Hungría Mejor (Jobbik), un partido de extrema derecha nacionalista, ha incrementado hasta un 18 por ciento, cifra récord, según una encuesta publicada este martes y que reduciría drásticamente la ventaja del partido de Gobierno, Fidesz.

   El apoyo al Jobbik se habría incrementado dos puntos porcentuales desde el mes pasado y se situaría cerca de Fidesz-Unión Cívica Húngara, que sigue liderando las encuestas con un 21 por ciento de intención de voto. El partido que encabeza el primer ministro, Viktor Orban, ha dominado la esfera política de los últimos años en Hungría.

   Tal y como muestra el sondeo, el Jobbik recibe un especial apoyo entre la población menor de 30 años, franja de edad en la que bate al Fidesz de Orban. Las empresas demoscópicas sitúan en 200.000 el número de votantes que apoyaban a Fidesz y ahora se muestran más cercanos al Jobbik desde las últimas elecciones, en las que Orban obtuvo la reelección.

   La asociación de extrema derecha se ha caracterizado por la demonización de la población gitana que habita en Hungría y también ha puesto el foco sobre los judíos. En lo económico, el Jobbik se muestra favorable a una política proteccionista, aboga por una renegociación de la deuda soberana y apoya una mayor soberanía de los estados frente al poder de la Unión Europea.

   El apoyo a Fidesz ha decaído después de sus planes de gravar el tráfico de datos de Internet, en un intento de poner coto a las manifestaciones de la oposición. Además, el Gobierno se ha visto salpicado por sospechas de corrupción, disputas diplomáticas y medidas inconsistentes lo que ha provocado una cierta pérdida de confianza en el partido de Gobierno.

   Así, el mes pasado Fidesz perdió su mayoría de dos tercios parlamentaria después de perder una elección parcial. Fidesz ha venido alternado su alianza con Occidente con una actitud amistosa hacia Rusia, en un momento de escalada de violencia en la crisis de Ucrania.

   Por su parte, el Partido Socialista Húngaro (MSZP), que gobernó Hungría entre 2002 y 2010 se mantienen como tercera fuerza con un apoyo en torno al 12 por ciento, un tanto estancado en las encuestas. El partido LMP, verde-liberal, registra un testimonial 3 por ciento en los sondeos, en línea con los resultados de encuestas anteriores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies