Las fuerzas libanesas contienen un motín en la prisión de Rumieh tras el escándalo de abusos a presos

Publicado 24/06/2015 3:01:25CET

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las fuerzas de seguridad de Líbano han logrado contener este martes un motín en la prisión de Rumieh, la más grande del país, tras el escándalo de abusos a presos en sus instalaciones, según ha informado el diario libanés 'An Nahar'.

La cadena de televisión libanesa MTV ha indicado que las fuerzas de seguridad han logrado restaurar el orden tras escuchar las demandas de los reos, que protestaban por las malas condiciones de su encarcelamiento.

El motín ha tenido lugar apenas unos días después de que cinco policías fueran arrestados después de que se publicaran algunos vídeos en los que aparecen agrediendo a varios yihadistas del Estado Islámico en el interior de la prisión, algo que ha causado gran polémica en el país.

Al menos dos vídeos breves se han hecho virales en las redes sociales durante la pasada noche. Uno de ellos muestra un gran número de presos agachados en el suelo, con las manos cruzadas detrás de la espalda y de cara a la pared.

Todos ellos, que aparecen con el torso desnudo, son apaleados con una vara por uno de los policías. En el vídeo se puede ver la espalda de varios presos enrojecida por los golpes.

El ministro del Interior, Nohad Machnuk, afirmó que los incidentes tuvieron lugar hace dos meses cuando la Policía asaltó la prisión de Rumieh, en el este de Beirut, para acabar con los disturbios que estallaron dentro del edificio en el que se hallaban retenidos estos yihadistas.

Machnuk explicó en una conferencia de prensa en torno al tema, que están implicados seis policías de los más de 500 que asaltaron la prisión y subrayó que tomará todas las medidas necesarias contra aquellos que hayan cometido abusos, así como contra sus superiores.

La prisión ha sido escenario de disturbios en varias ocasiones, principalmente en los edificios en los que permanecen encerrados milicianos islamistas, así como algunos con conexiones con el Frente al Nusra, rama de Al Qaeda en Siria.

Rumieh fue construida para acoger a 1.500 presos pero actualmente aglutina a unos 3.700. Hay muchos presos de alto perfil, de forma que algunos funcionarios de la prisión han sido heridos en este hervidero yihadista.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies