Hacen falta más acciones para proteger a las niñas durante las crisis

Adolescente rohingya con un bebé en brazos
GIRLS NOT BRIDES/ ANTOLIN AVEZUELA 
Actualizado 18/08/2018 10:56:46 CET

LONDRES, 18 Ago. (Por Girls Not Brides) -

En todo el mundo, millones de vidas están siendo hechas pedazos por conflictos, desastres y desplazamientos. Cuando una crisis golpea, las niñas son a menudo las primeras en sufrir. Para celebrar el Día Mundial de Asistencia Humanitaria, exploramos los vínculos entre crisis humanitarias y matrimonio infantil, incluido lo que hay que hacer para proteger a las chicas en situaciones de crisis.

Cada año, doce millones de niñas son casadas antes de cumplir los 18 años. Eso significa casi una niña cada dos segundos, la cual se casa demasiado pronto y se ve privada de sus derechos fundamentales a la salud, la educación y la seguridad.

Pero a medida que el mundo se convierte en más inestable, el matrimonio infantil podría convertirse incluso en un mayor problema. Crecientes evidencias demuestran que las adolescentes son más vulnerables al matrimonio infantil en las emergencias humanitarias. De hecho, nueve de cada diez países con las mayores tasas de matrimonio infantil son estados frágiles o extremadamente frágiles.

    GIRLS NOT BRIDES/ ANTOLIN AVEZUELA

ENTENDIENDO LA RELACIÓN ENTRE MATRIMONIO INFANTIL Y CRISIS

El matrimonio infantil aumenta durante las emergencias por varias razones. Las crisis exacerban los factores que ya empujan al matrimonio infantil en tiempos de estabilidad: pobreza, inseguridad, falta de educación...

Los padres pobres que han perdido sus medios de vida, sus terrenos y sus hogares pueden ver en el matrimonio infantil como algo necesario para reducir la carga económica sobre la familia y, con suerte, garantizar un mejor hogar para su hija.

En Bangladesh, por ejemplo, la extrema pobreza causada por la erosión de los ríos y las inundaciones, a menudo empuja a las familias a adoptar el matrimonio infantil como estrategia de supervivencia.

En el norte de Camerún y Nigeria, las familias extremadamente pobres que viven en campos de refugiados o desplazados internos están supuestamente más dispuestas a casar a sus hijas debido a la falta de alternativas y a la desaparición de las redes sociales.

    GIRLS NOT BRIDES/ ANTOLIN AVEZUELA

En los campos de refugiados, los padres temen por la seguridad de sus hijas. Pueden ver el matrimonio infantil como una salida para salvaguardar el honor de la familia. Esto es lo que se cree que está provocando un aumento del matrimonio infantil en los campos de refugiados sirios en Jordania, con tasas que casi se triplicaron entre 2011 y 2014.

Los padres también pueden casar a sus hijas para garantizar raciones de comida: Un reciente informe publicado por 'The Guardian' detectó que la concesión de raciones de comida por hogar supone que los refugiados que huyen de la persecución en Birmania estén casando a niñas de tan solo 12 años para crear nuevos círculos familiares.

UNA BARRERA PARA LA RECUPERACIÓN

Pese a las creencias de los padres, el matrimonio infantil pone a las adolescentes ante un mayor riesgo de violencia doméstica. Una vez casadas, puede ser difícil para las chicas reanudar su educación. Con oportunidades económicas limitadas, quedan atrapadas en un ciclo de pobreza. Su salud y la de sus hijos también sufren.

En resumen, el matrimonio infantil no solo amenaza el futuro de las niñas, sino también el de sus familias y comunidades.

      GIRLS NOT BRIDES/ ANTOLIN AVEZUELA

INCLUIR A LAS ADOLESCENTES EN LA RESPUESTA A LAS CRISIS

Los sectores humanitario y de desarrollo han comenzado a incluir a las adolescentes en sus respuestas, pero no se está haciendo lo suficiente.

Esto es lo que se debería hacer:

1. Reconocer el matrimonio infantil como una cuestión crítica en todo momento, incluidos los conflictos, los desastres y los desplazamientos.

2. Evitar el matrimonio infantil y apoyar a las adolescentes en cualquier respuesta humanitaria. Atender las necesidades básicas de las familias para que no vean en el matrimonio infantil una estrategia de supervivencia. Ofrecer educación a las chicas. Hacer de la seguridad una prioridad en los campos de refugiados o desplazados internos.

3. Probar programas e investigar los motivos que impulsan al matrimonio infantil. Con mejores datos, podemos elaborar intervenciones a la medida y entender lo que funciona y lo que no.

Actualmente, algunas familias que viven en contextos frágiles ven en casar a sus hijas una solución a sus problemas. Si queremos construir su resiliencia, debemos darles alternativas viables al matrimonio infantil.

Girls Not Brides es una alianza global de más de 1.000 organizaciones de la sociedad civil comprometidas con acabar con el matrimonio infantil y permitir a las niñas alcanzar su potencial.