Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 01/01/2013

En un mensaje televisado de Año Nuevo

Kim Jong Un llama a acabar con la "confrontación" con Corea del Sur

SEUL, 1 Ene. (Reuters/EP) -  

   El dirigente norcoreano, Kim Jong Un, ha hecho un llamamiento a poner fin a la confrontación entre las dos Coreas, que técnicamente siguen en guerra ante la falta de un acuerdo de paz que cierre el conflicto que mantuvieron entre 1950 y 1953, en un mensaje televisado sorpresa con motivo del Año Nuevo.

   El mensaje de Kim, que asumió el poder en Corea del Norte tras la muerte de su padre, Kim Jong Il, el 17 de diciembre de 2011, aparentemente toma el relevo del editorial que fijaba la política de cara al nuevo año que se solía publicar el 1 de enero en los diarios estatales.

   "Una cuestión importante para poner fin a la división del país y lograr su reunificación es acabar con la confrontación entre el norte y el sur", ha defendido Kim en su mensaje, aparentemente grabado de antemano y realizado desde un lugar no especificado.

   "El pasado en las relaciones intercoreanas demuestra que la confrontación entre conciudadanos no lleva a nada salvo a la guerra", ha subrayado el joven dirigente norcoreano, que no ha hecho ninguna mención al polémico programa nuclear del país en su intervención.

   Su mensaje de Año Nuevo ha sido el primero en 19 años de un dirigente del país desde la muerte de Kim Il Sung, abuelo de Kim Jong Un. Kim Jong Il raramente hablaba en público y normalmente daba a conocer su agenda política a través de editoriales en la prensa estatal.

   Las dos Coreas han visto aumentar las tensiones hasta su máximo nivel en décadas después de que Pyongyang bombardeara una isla surcoreana en 2010, matando a dos civiles y dos soldados.

   El hundimiento de un buque de la Marina surcoreana este mismo año fue atribuido al Norte, pero Pyongyang ha negado esta acusación y ha reprochado a Seúl el estar llevando a cabo una campaña de difamación contra sus dirigentes.

   El mes pasado, Corea del Sur eligió presidenta a Park Geun Hye, una conservadora hija del asesinado exmandatario Park Chung Hee, a quien Kim Il Sung intentó asesinar durante la Guerra Fría.

   Park ha prometido trabajar en pro de un acercamiento con el Norte y ha instado al diálogo para generar confianza, si bien también ha pedido a Pyongyang que abandone sus ambiciones de dotarse con armamento nuclear.

   Ahora falta por ver si las palabras de Kim se traducen en un cambio de postura de Pyongyang, que ya en el pasado ha tendido ramas de olivo a Seúl que no se han materializado.

   El discurso de Kim "aparentemente contiene un mensaje de que tiene intención de disipar el actual enfrentamiento (entre los dos países), algo que podría estar relacionado con la petición del Norte de ayuda (del Sur)", ha valorado Kim Tae Woo, experto en Corea del Norte en el Instituto para la Unificación Nacional de Corea, de financiación estatal.

   "Pero un paso de este tipo no significa necesariamente un cambio sustantivo en la política del régimen norcoreano hacia el Sur", ha prevenido este experto.

Cargando el vídeo....
 
 

© 2014 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.