La ONU y la UE condenan el doble atentado con bomba perpetrado el martes en Benghazi (Libia)

Doble atentado con coche bomba en Benghazi (Libia)
REUTERS
Publicado 25/01/2018 6:28:32CET

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, y la Unión Europea (UE) han condenado este miércoles en el doble atentado con coche bomba perpetrado el martes en la ciudad libia de Benghazi (este), que se saldó con al menos 43 muertos.

La primera explosión tuvo lugar fuera de una mezquita situada en el distrito de Al Salmani, en el centro de Benghazi, justo cuando los fieles salían tras al rezo nocturno. Entre diez y quince minutos después, tras la llegada de las fuerzas de seguridad y los servicios de emergencias, se registró una segunda explosión más potente que la primera.

En su comunicado, Guterres ha expresado sus condolencias a los familiares de las víctimas, recalcando que "no puede haber una solución militar a la crisis en Libia".

"Los responsables del ataque en (Al Salmani y cualquier otro acto criminal en represalia deben ser llevados ante la justicia", ha dicho, expresando su preocupación por las informaciones sobre ejecuciones en la ciudad en venganza por el atentado.

Las fotografías, difundidas en redes sociales y por algunos medios locales, muestran la aparente ejecución de al menos nueve personas en el lugar de la doble explosión, junto a una mezquita situada en el distrito de Al Salmani.

Entre los responsables figuraría Mahmud al Werfalli, un comandante de las fuerzas especiales buscado por el Tribunal Penal Internacional (TPI) precisamente por este tipo de incidentes.

El atentado ha sido condenado también por la Unión Europea (UE), que ha señalado que "tuvo como objetivo deliberado a la población civil y al personal sanitario", expresando sus condolencias a las familias de las víctimas.

"Estos ataques no sólo han causado muchas pérdidas, sino que amenazan, en un contexto ya frágil, el trabajo puesto en marcha para restaurar la seguridad, la estabilidad y el Estado de derecho en Libia", ha manifestado la portavoz para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la UE, Catherine Ray.

Así, ha indicado que "todos los libios merecen vivir en paz y seguridad", apuntando que "la UE reitera su apoyo al proceso de mediación encabezado por el representante especial de la ONU Ghasán Salamé".

A las condenas se han sumado además el Consejo Presidencial --organismo del gobierno de unidad, respaldado por la ONU y con sede en Trípoli-- y el Parlamento del gobierno afincando en el este del país, según ha informado el diario local 'The Libya Observer'.

Benghazi ha sido durante más de tres años uno de los escenarios de los enfrentamientos entre las fuerzas leales al mariscal de campo Jalifa Haftar --leal al gobierno asentado en el este del país-- y los milicianos islamistas.

En las últimas fases de ese conflicto se han producido varios ataques contra figuras vinculadas al Ejército que encabeza Haftar, cuyas fuerzas aseguraron que se habían hecho con el control total de Benghazi en diciembre de 2017.

Libia vive sumida en una grave crisis política y de seguridad desde la caída del Gobierno de Muamar Gadafi en 2011, acrecentada por la existencia de dos gobiernos enfrentados, el de unidad nacional y el del este del país, asentado en Tobruk.