Soldados israelíes siguen empleando un arma que el Ejército considera ilegal para dispersar manifestaciones

Actualizado 19/09/2010 16:34:26 CET

JERUSALÉN, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ejército israelí sigue haciendo uso de un arma considerada ilegal por las propias autoridades militares para dispersar manifestaciones, según revelan las transcripciones de una audiencia judicial celebrada la semana pasada recogidas por el diario 'Haaretz'.

El arma es un rifle Ruger 10/22, que emplea una munición calibre 0.22 mm y que ha sido considerada por la Fiscalía militar israelí como un arma "potencialmente letal" que no debería ser empleada como material antidisturbios. Esta opinión contrasta con la del experto militar, mayor Igor Moiseev, que describió el arma como "no letal".

El uso del Ruger 10/22 fue prohibido en 2001 por el entonces fiscal general del Ejército israelí, general Menachem Finkelstein. No obstante, ocho años después volvió a emplearse este arma con funestos resultados: un adolescente de Hebrón y un manifestante de Nilín terminaron muertos por disparos efectuados por este modelo de rifle.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies