La OTAN y la UE acuerdan intercambiar información para combatir terrorismo y facilitar movilidad militar

Publicado 05/12/2017 20:10:04CET

BRUSELAS, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los países de la OTAN y de la Unión Europea han acordado este martes un nuevo paquete de 32 medidas para reforzar su cooperación en áreas ya acordadas en 2016 como la ciberseguridad, las amenazas híbridas y la seguridad marítima y ampliarla a otras nuevas como la lucha contra el terrorismo, la movilidad militar y la promoción del papel de la mujer en sus respectivas organizaciones y operaciones para afianzar la paz y la seguridad.

"Hemos decidido reforzar el intercambio de información entre nosotros y coordinar nuestro apoyo para países socios en la lucha antiterrorista", ha explicado el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en rueda de prensa conjunta con la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, que ha participado en la reunión de los ministros de Exteriores aliados.

La OTAN y la UE han acordado "examinar las posibilidades para intercambiar regularmente información entre personal de la UE y la OTAN, incluido las agencias relevantes, para contrarrestar las amenazas terroristas", según el documento conjunto de ambas organizaciones.

Todavía habrá que superar sin embargo el escollo de que Turquía acepte intercambiar inteligencia con las agencias europeas Frontex y Europol, algo extremadamente sensible para Ankara, ha reconocido una fuente oficial de la OTAN.
También han acordado reforzar la cooperación en el análisis de amenazas, incluida la amenaza terrorista, y "considerarán contribuciones para el Centro para el Sur de la OTAN, según sea apropiado", en alusión al centro que la OTAN creó en su cuartel general de Nápoles para analizar y anticipar la respuesta a amenazas terroristas y de otro tipo en el flanco sur.

Igualmente, intercambiarán información sobre el apoyo que prestarán a países como Irak, Libia y los Balcanes "según sea apropiado" y se comprometen a coordinar sus esfuerzos en apoyo al Gobierno afgano, así como para consolidar las capacidades de socios para hacer frente a las amenazas terroristas, cibernéticas y de incidentes químicos, biológicos, radiológicos y nucleares (CBRN).

Otra de las nuevas áreas en las que la OTAN y la UE han acordado cooperar es para facilitar la movilidad militar y superar los obstáculos legales, normativos y por la falta de infraestructuras adecuadas para el desplazamiento de fuerzas militares y equipos.

"Mover nuestras fuerzas y equipos rápido es vital para nuestra seguridad. Esto significa que necesitamos procedimientos rápidos para cruzar las fronteras, así como suficientes medios de transporte e infraestructuras robustas, es decir, carreteras, trenes, puertos y aeropuertos" que puedan soportar el transporte de equipos "pesados", ha explicado Stoltenberg, que ha recordado que es un asunto al que no se ha prestado "mucha atención" desde la Guerra Fría.

Mogherini ha asegurado que "la UE tiene herramientas que pueden ayudar a la OTAN a superar los obstáculos a los que se ha enfrentado" en materia de movilidad militar, en alusión a posibles fondos para ayudar a modernizar las infraestructuras y adaptarlas a los requisitos militares.

También han acordado cooperar para promover el papel de las mujeres en materia de paz y seguridad en sus respectivas organizaciones y operaciones. "No es solo lo correcto, sino lo inteligente", ha resumido Stoltenberg, mientras que Mogherini también ha subrayado el papel "clave" de las mujeres para consolidar la paz y la seguridad en el mundo.

Ambos han defendido el nivel de cooperación sin precedentes entre la UE y la OTAN gracias al avance en la puesta en marcha de las 42 medidas pactadas en 2016 para reforzar su cooperación en siete áreas concretas como son la ciberseguridad y las amenazas híbridas, seguridad marítima, en el desarrollo de capacidades de defensa y en materia industrial y de investigación en defensa, en ejercicios y para consolidar las capacidades de defensa de fuerzas locales.

En especial, han destacado los avances para intercambiar alertas sobre ciberataques y 'malware' "en tiempo real", el lanzamiento del Centro de Excelencia para Contrarrestar Amenazas Híbridas en Helsinki, su participación en ejercicios coordinados y paralelos en ciberseguridad y la cooperación con apoyo logístico e intercambio de información entre sus respectivas operaciones en el Mediterráneo.
La OTAN y la UE han acordado este martes explorar "más posibilidades" en seguridad marítima cuando consideren lanzar actividades "en los mismos teatros", incluido en materia de inmigración irregular.

También han acordado coordinarse en materia de comunicación estratégica, mejorar el conocimiento de situación a través del Centro Europeo de Excelencia de Respuesta a Amenazas Híbridas para mejorar el conocimiento de situación, intercambiar "buenas prácticas" en aspectos operativos de ciberdefensa y en la respuesta a ciberataques e "identificar sinergias potenciales" entre sus equipos de respuesta a incidentes de ciberseguridad.

La OTAN y la UE han acordado asimismo "garantizar coherencia" en sus respectivos procesos de planificación de la defensa.

Mogherini ha reiterado que el refuerzo de la defensa europea a través del próximo lanzamiento de la cooperación estructurada permanente en defensa en la UE contribuirá a "reforzar" a la OTAN. "No hay competición, hay complementariedad y no tenemos ambición de convertir a la Unión Europea en una alianza militar", ha asegurado.

"La OTAN ha garantizado la paz y la seguridad durante casi 70 años y sigue siendo la piedra angular de nuestra defensa colectiva", ha asegurado Stoltenberg, que ha confiado en que el refuerzo de la defensa europea "lleve a un aumento en el gasto de defensa" y "un reparto de la carga más justo" a ambos lados del Atlántico.

Ambos han salido al paso de las duras críticas a Estados Unidos del ministro de Exteriores en funciones alemán, Sigmar Gabriel, ante la posibilidad de que reconozca Jerusalén como capital de Israel y su decisión de no sumarse al pacto migratorio en la ONU.

Stoltenberg ha insistido en que pese a "las diferencias de opinión" los aliados "están de acuerdo en la tarea principal" de "protegerse el uno al otro", mientras que Mogherini no ha ocultado que han sido dos asuntos en los que han mantenido "posiciones diferentes" en el almuerzo previo que han mantenido los ministros de Exteriores de la UE con su homólogo estadounidense Rex Tillerson.

También las han mantenido respecto al acuerdo nuclear iraní, que la UE ve vital que se preserve, o su decisión de retirarse del Acuerdo de París sobre el clima, pero ha insistido en la necesidad de "intentar buscar una manera de cooperar". "Nosotros invertimos en el sistema multilateral y queremos hacer más en esto y con Estados Unidos", ha dicho.